Rio de Janeiro.- Brasil registró una inflación del 0,32% en enero pasado, más del doble que en diciembre de 2018 (0,15%), informó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). De acuerdo con el reporte del IBGE, la inflación de enero anterior fue la más alta para el mes desde 2017, cuando el indicador registró el 0,38%.

En el acumulado de los últimos 12 meses, la inflación se sitúa en el 3,78%, valor ligeramente superior al 3,75% con el que cerró 2018.

Según el IBGE, el grupo de alimentos y bebidas fue el que más presionó el aumento de los precios en el primer mes del año, con un alza del 0,9%, seguido de vivienda (0,24%) y gastos personales (0,61%).

El gobierno fijó para el presente este año una meta de inflación del 4,25%, con margen de 1,5 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

A su vez, el mercado financiero espera que la inflación se sitúe este año en el 3,94%, dentro de la meta del gobierno.

La meta de inflación la fija el Consejo Monetario Nacional (CMN) y para lograr el objetivo, el Banco Central reduce o eleva la tasa básica de interés, que esta semana se mantuvo por séptima semana seguida en el 6,5% anual, el menor nivel histórico.

Brasil ha logrado controlar la inflación en los últimos dos años, después de que se disparó al 10,67% en 2015 y cerró en el 6,29% en 2016. En 2017, el aumento de los precios fue del 2,95%, el menor resultado desde 1998, mientras que fue del 3,75% en 2018.