Brasilia. Brasil alcanzó en enero pasado una recaudación tributaria de 174.991 millones de reales (US$39.861 millones), un aumento real del 4,69% (sin incluir la inflación) respecto a igual mes de 2019, lo que significó un récord histórico para el lapso, informó este jueves la Secretaría de la Receita Federal.

De acuerdo con el reporte de la instancia perteneciente al Ministerio de Economía, los ingresos administrados por la Receita Federal (impuestos y contribuciones federales) alcanzaron el mes pasado los 163.948 millones de reales (US$37.345 millones).

Los ingresos administrados por otros organismos, incluidas las regalías petroleras, ascendieron a 11.043 millones de reales (US$2.515 millones), es decir, un aumento del 4,65%.

Según la Receita Federal, los ingresos de enero estuvieron favorecidos por entradas mayores a lo esperado en concepto de Impuesto sobre la Renta de las Personas Jurídicas (IRPJ) y de la Contribución Social sobre la Renta Neta (CSLL, siglas en portugués). 

"Sin considerar los pagos atípicos, habría un crecimiento real del 2,91% en la recaudación en el mes de enero de 2020", señaló la entidad.

"Este desempeño puede explicarse por el comportamiento de la economía y por el crecimiento de la recaudación del IRPJ/CSLL, especialmente para las empresas que cerraron sus balances en diciembre de 2019", agregó.

En enero anterior, los ingresos del IRPJ/CSLL ascendieron a 52.071 millones de reales (US$11.861 millones), lo que significó un crecimiento real del 16,45%. 

Durante el primer mes del año destacó también el crecimiento en los ingresos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que alcanzó los 2.043 millones de reales (US$465 millones), un incremento real del 27,14%. 

A su vez, la recaudación por el Impuesto sobre las Importaciones y el Impuesto sobre los Productos Industrializados, que incide sobre la importación de bienes, alcanzó los 5.838 millones de reales (US$1.329 millones), un aumento real del 6,46%.