Brasilia. Brasil acudió este miércoles al mercado internacional de deuda por primera vez desde el 2019, al ofrecer bonos en dólares a cinco y 10 años para elevar su liquidez en línea con la curva de rendimientos de sus papeles en moneda estadounidense y fijar un referencial para las empresas locales.

La emisión de bonos globales, cuyos resultados serán anunciados más tarde el miércoles, estará gestionada por Bank of America, Deutsche Bank, Itau BBA y JP Morgan, dijo el Tesoro.

"El objetivo de la operación es dar continuidad a la estrategia... de promover la liquidez de la curva de rendimientos de deuda soberana en dólares, proveer un referencial para el sector corporativo y anticipar financiamiento de vencimientos en moneda extranjera", dijo el Tesoro en un comunicado.

La última vez que Brasil realizó una subasta de deuda en el mercado internacional fue en noviembre del 2019, cuando vendió US$500 millones en bonos a 10 años denominados en moneda estadounidense y US$2.500 millones en títulos a 30 años.

Dado que el dólar se está debilitando y los rendimientos de bonos estadounidenses se sitúan cerca de mínimos récord, analistas dicen que éste es el mejor momento para que Brasil emita deuda internacional, en vista de las necesidades de financiamiento del país, que sufre el peor déficit de su historia por la crisis del coronavirus.

"Tiene sentido, es una buena alternativa para financiar las crecientes necesidades de gastos de emergencia", dijo Carlos Kawall, director de Asa Bank en Sao Paulo y ex secretario del Tesoro. "Los mercados locales todavía son muy caros".

Los mercados brasileños se entusiasmaron con la noticia, vista como una señal de que lo peor de la volatilidad financiera está pasando luego de intensas liquidaciones en los mercados emergentes, particularmente en Brasil.

El real de Brasil extendía su tendencia de recuperación el miércoles y subía casi un 3% a 5,06 unidades por dólar, mientras que los rendimientos de la deuda brasileña a 10 años bajaron a mínimos de tres meses de 6,10%.