Sao Paulo. El presidente Jair Bolsonaro afirmó que Brasil tendrá "libertad económica" cuando el Congreso apruebe la reforma del sistema de jubilaciones y pensiones que impulsa el gobierno para reducir el déficit fiscal y atraer inversiones.

"La reforma jubilatoria es el primer gran paso para que conquistemos la libertad económica. La otra alternativa es imprimir moneda, pero eso trae inflación. Otra es obtener créditos externos, pero dependemos de si alguien nos presta y a cuál tasa de interés sería. Entonces no hay alterantiva", dijo el jefe del Estado brasileño.

Lo hizo luego de visitar el Ministerio de Economía, donde se reunió con el titular de la cartera, Paulo Guedes, el ideólogo de la reforma que necesita de tres quintos de apoyos en la Cámara de Diputados y en el Senado por tratarse de una enmienda a la Constitución Federal.

El presidente pidió el apoyo de todos los partidos para su proyecto, que aún no cuenta con los respaldos necesarios en el Congreso, donde incluso varios aliados luchan por modificar el proyecto original.

El gobierno esperaba aprobar en el primer semestre la enmienda constitucional, pero el trámite actualmente se encuentra en una comisión especial, con lo cual los plazos pueden prolongarse.

La reforma prevé un aumento de la edad mínima para jubilación en 65 años para los hombres y 62 para las mujeres, endurece las reglas jubilatorias y reduce los gastos del gobierno en el pago de beneficios.

El gobierno esperaba aprobar en el primer semestre la enmienda constitucional, pero el trámite actualmente se encuentra en una comisión especial, con lo cual los plazos pueden prolongarse, en opinión de parlamentarios aliados de Bolsonaro.

El ministro Guedes, por su parte, dijo que la reforma es "imprescindible para sacar a Brasil de la trampa del bajo crecimiento".

Según Guedes, "los cambios abrirán espacio para que el país crezca en forma sostenida durante 15 años con atracción de capitales externos".

La idea del gobierno, según Guedes, es abrir una temporada de reformas luego de la jubilatoria.

"Vamos a comenzar luego una reforma tributaria para simplificar impuestos. A partir del mes de julio estaremos creciendo de nuevo", dijo Guedes, dando por descontada la aprobación de la enmienda constitucional para el sistema de pensiones.