Quito. La carga tributaria en el Ecuador, que incluye impuestos, aranceles, contribución a la seguridad social y utilidades, creció del 15,66% al 20,40% del Producto Interno Bruto (PIB) entre el 2007 y el 2018, señala un cálculo de la Cámara de Industrias y Producción (CIP) basado en datos de la Superintendencia de Compañías y el Banco Central del Ecuador (BCE). 

Las contribuciones tributarias de empresas y ciudadanos pasaron de US$7.988,8 millones a US$22.1134,8 millones.

Según la CIP, la carga tributaria es alta, en comparación a la de países vecinos. “Al sector industrial lo que más le afecta es que el pago de aranceles para importar materias primas y bienes de capital y el ISD (impuesto a la salida de divisas), no es devuelto en muchos de los casos. Esto genera menos competitividad...”, dice el gremio.

Según estadísticas de la región elaboradas por organismos internacionales, Ecuador ocupa un lugar intermedio en la carga tributaria. De un ranking de 24 países, en el que Cuba tiene la mayor carga con 40,6% y el menor es Guatemala, con 12,4%, Ecuador tiene un 19,9%. Esto incluye los mismos factores usados por la CIP, menos la participación de utilidades.

En estos días se están realizando mesas de trabajo entre el Servicio de Rentas Internas (SRI) y el Ministerio de Finanzas para terminar un proyecto de reforma tributaria, que se presentaría a fines de octubre.

En Ecuador se pagan al menos doce impuestos de manera general. Según el SRI, ellos administran siete: el impuesto a la renta (IR), a los vehículos motorizados, a los activos en el exterior, al valor agregado (IVA), a los consumos especiales (ICE), redimible de botellas plásticas no retornables (IRBP) y el ISD.

Pero en la sección estadísticas del SRI constan otros como impuesto ambiental contaminación vehicular; RISE; regalías, patentes y utilidades de conservación minera; tierras rurales; y contribución para la atención integral del cáncer.

Carlos Calero, representante de la firma El Asesor Contable, explica que losimpuestos más significativos para el Estado son el IR y el IVA.

En el caso de los municipios, por ejemplo, se pagan patentes o prediales. “Hay tantos impuestos que uno no acaba de contar (...) eso hace que en el país no haya una verdadera cultura tributaria, hay demasiadas reformas que se dan por lo menos una vez al año”, dice

Según Oswaldo Landázuri, analista económico, se pagan demasiados impuestos y hay algunos en los que sí hay espacio para crecer.