Bogotá. El Gobierno de Colombia ha anunciado este jueves que exime al sector turístico y hotelero, así como a la hostelería y a la importación de vehículos particulares para el servicio público de pagar el IVA hasta el próximo 31 de diciembre, como medida para aliviar los contratiempos que genere la crisis económica provocada por la COVID-19.

El ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, ha contado que entre las cinco medidas que se han aprobado también está "la suspensión temporal de la sobretasa de energía en alojamientos y parques temáticos y de recreación".

A su vez, "la eliminación del anticipo de renta para alojamientos, agencias de viajes y transporte aéreo", así como "el aplazamiento de la contribución parafiscal" para ofrecerle más "caja a este sector", ha detallado.

En relación al sector del comercio, Restrepo ha añadido que el Gobierno "está incluyendo una exención de IVA para los restaurantes que operan como franquicia" y ha explicado que esto beneficiará a "heladerías, panaderías, pastelerías".

"Se elimina el anticipo en renta a todos los restaurantes", así como una reducción del 25% "para sectores que generan mucho empleo", como el de confección y calzado, o la producción de muebles y eventos, ha expuesto el ministro Restrepo.

Por último, entre estas medidas también está, previo acuerdo entre arrendadores y arrendatarios, la posibilidad de que bares, discotecas y gimnasios puedan finiquitar unilateral y temporalmente sus contratos de alquiler.

Antes de la exposición de Restrepo, el presidente de Colombia, Iván Duque, en su comparecencia diaria, ha expuesto cómo está la situación de la crisis de la pandemia en el país. Así, se ha confirmado un total de 35.120 casos, 1.087 fallecidos y ha añadido que 12.921 han logrado superar la enfermedad.