Bogotá. Colombia radicó el miércoles ante el Congreso un proyecto de presupuesto de 314 billones de pesos (US$84.438 millones) para el 2021, un 8,3% superior al de este año y el más alto en la historia del país, informó el Ministerio de Hacienda.

El monto se compara con uno de 290 billones de pesos (US$77.900 millones) establecido para este año, que el Gobierno se vio obligado a elevar frente al inicialmente aprobado por el legislativo para atender la emergencia ocasionada por la pandemia del coronavirus.

En el proyecto de ley, que deberá ser aprobado por el Congreso antes del 20 de octubre, se establece un monto de inversión de 53,1 billones de pesos para el próximo año (US$14.279 millones), superior en un 23,1% con respecto al previsto para 2020.

"Es el presupuesto más alto de la historia (...), priorizamos los sectores de educación, de salud, la reactivación económica de la que está hablando el presidente", dijo el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño.

"Es el presupuesto más alto de la historia (...), priorizamos los sectores de educación, de salud, la reactivación económica de la que está hablando el presidente", dijo el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño.

La propuesta establece cumplir con una meta de déficit fiscal del Gobierno Nacional Central para el próximo año de 5,1% por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

A su turno, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, resaltó que el presupuesto se enfocará en impulsar la inversión en infraestructura, vivienda, tecnología, transición energética, transformación digital del país, así como otras inversiones públicas.

La cuarta economía de América Latina se vio obligada a abandonar la reducción de su desbalance fiscal que venía realizando en los últimos años, debido a las necesidades de recursos para atender la pandemia de COVID-19, que la llevará a incrementar drásticamente su endeudamiento de este y el próximo año, poniendo en riesgo sus calificaciones crediticias.

El presupuesto tiene en cuenta una meta de crecimiento económico de 6,6% para el próximo año, recuperándose de la contracción de 5,5% prevista para 2020.

Para gastos de funcionamiento el país destinará 185 billones de pesos (US$49.748,7 millones), un 11% más que este año, mientras que los pagos de servicio de deuda aumentarán un 41,6% a 75,9 billones de pesos (US$20.410,4 millones).

El gobierno destinará 42,5 billones de pesos (US$11.428,7 millones) para el pago de pensiones.