Bogotá. Colombia desembolsó US$5.400 millones de la Línea de Crédito Flexible (LCF) que tiene vigente con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para cubrir los requerimientos derivados de la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus, informó este jueves el organismo.

En septiembre pasado el FMI había ampliado al país la línea de crédito a US$17.300 millones, desde un cupo previo de US$10.800 millones, que estará vigente hasta abril de 2022.

"Las autoridades utilizarán el desembolso para responder a mayores necesidades de financiamiento al tiempo que mantienen fuertes reservas externas en un contexto de mayor incertidumbre global", precisó el organismo en un comunicado.

"El monto restante disponible para Colombia bajo la línea de crédito asciende a US$12.200 millones. Las autoridades tienen la intención de tratar este monto restante como precautorio", agregó.

Colombia se ha visto obligada a elevar drásticamente su endeudamiento para atender la crisis económica provocada por el COVID-19, e incluso tuvo que elevar su meta de déficit fiscal a un 8,9% del PIB, desde una de 2,2% establecida antes de que estallara la pandemia.

Para 2022, el desbalance alcanzaría un 7,6% del PIB.

Por su parte, el Banco Central colombiano reveló que el miércoles compró al Gobierno US$1.500 millones con destino a incrementar las reservas internacionales del país.

El Banco Central proyecta que la cuarta economía de América Latina se contraerá entre un 6,5% y 9% este año.