Bogotá.- Colombia revisó este viernes algunas de sus metas económicas y de endeudamiento para 2019, pero mantuvo su objetivo de déficit fiscal ante las expectativas de un mayor recaudo de impuestos por una ley aprobada a finales del año pasado.

El Ministerio de Hacienda revisó su meta de crecimiento económico para este año a un 3,6%, desde un 3,4% previsto en el marco fiscal de mediano plazo publicado a mediados de 2018.

Además redujo la meta de emisión de deuda interna a 40,45 billones de pesos (US$12.982 millones), desde una original de 48,94 billones de pesos, incorporando un ajuste tras un canje de títulos TES en octubre del 2018.

Así mismo, mantuvo su meta de emisión de bonos externos en US$2.000 millones, los cuales ya emitió este mes.

Pese a los cambios, el Gobierno dejó estable su meta de déficit fiscal del Gobierno Nacional Central en 2,4% del Producto Interno Bruto (PIB) para este año.

"Un primer mensaje es que la ley de financiamiento incrementa la inversión privada y afecta el crecimiento de esta manera y se va a observar este año", dijo a periodistas el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

"El plan financiero del 2019 es absolutamente consistente con la defensa de la regla fiscal, asegura la estabilidad macroeconómica del país", explicó.

El Congreso aprobó a finales de diciembre una ley de financiamiento soportada en una reforma tributaria que recaudará 7,8 billones de pesos (US$2.438,6 millones), un 44% menos que el objetivo original, lo que obligará al ejecutivo a reducir el gasto para cumplir con las metas fiscales y mantener el grado de inversión.