Lima. El Producto Interno Bruto (PIB) creció 2,3% en el tercer trimestre del presente año, en comparación con similar periodo del año anterior, explicado por la evolución favorable del consumo privado y la inversión, reportó el INEI.

Indicó que además crecieron las exportaciones (0,9%) y las importaciones (0,7%) en un entorno internacional de menor ritmo de crecimiento en la Zona del Euro (1,7%) y China (6,,5%), considerados los principales socios comerciales.

Ello contrastó con la tendencia creciente en la tasa de crecimiento de EE.UU. (3,0%) que incidió en el precio y volumen de nuestro comercio exterior de bienes y servicios.

Cabe mencionar que el PIB desestacionalizado, en el tercer trimestre de 2018, se incrementó solo en 0,03% en relación al trimestre inmediato anterior.

Consumo. En el tercer trimestre del 2018, el consumo final privado creció en 2,8% por el mayor gasto en alimentos (4,9%), compras de bienes de consumo duradero (1,7%), otros bienes de consumo no duradero (3,5%) y servicios (1,9%).

La Enaho registró un mayor gasto nominal en café, té y cacao (17,7%); carne (14,7%); leche, queso y huevos (10,9%); pescado (10,8%); frutas (10,6%); bebidas (10,2%); pan y cereales (8,6%); aceites y grasas (7,8%); y legumbres y hortalizas (7,7%).

En el tercer trimestre del 2018, el consumo final privado creció en 2,8% por el mayor gasto en alimentos (4,9%), compras de bienes de consumo duradero (1,7%), otros bienes de consumo no duradero (3,5%) y servicios (1,9%).

En el consumo de los hogares incidió el incremento del ingreso total real de los trabajadores (6,4%) asociado al aumento del empleo (0,4%).

En tanto, el gasto de consumo final del gobierno creció en 0,3% respecto al mismo periodo del año anterior, explicado por el aumento del gasto en salud pública (6,1%), atenuado por la disminución en administración pública y defensa (-0,2%) y educación pública (-2,7%).

De otro lado, se incrementó el gasto en personal y obligaciones y se contrajo el gasto en bienes y servicios.

Inversión. La inversión creció en 0,5% debido al aumento de nuevas construcciones (0,7%) y de la inversión en maquinaria y equipo (0,3%) explicado por el incremento en las compras de equipo nacional (14,4%), a pesar de las menores adquisiciones de equipo importado (-5,4%). 

Por tipo de inversión, aumentó la inversión privada (1,6%) y se redujo inversión pública (-3,1%).

Exportaciones e importaciones. El volumen de las exportaciones aumentó en 0,9% y el de las importaciones en 0,7%. 

En las exportaciones de bienes y servicios incidieron las mayores ventas de mineral de cobre (1,2%), cobre refinado (10,9%), zinc (14,5%), harina de pescado (10,8%), palta (46,3%) y otras frutas (20,9%).

En cambio, disminuyeron las ventas al exterior de oro (-9,6%) y gasolina (-24,8%), principalmente. Las importaciones aumentaron por las mayores compras de petróleo crudo (6,3%), plásticos caucho y fibras sintéticas (11,9%), materias colorantes, orgánicas, sintéticas y preparados (5,6%), camiones, ómnibus y camionetas (2,9%).

Sin embargo, disminuyeron las compras de diésel (-23,7%), maquinaria para la industria (-6,3%), equipo de transmisión y de comunicación (-8,3%) y automóviles (-25,3%).

En el trimestre de análisis, la relación de precios de intercambio tuvo una evolución desfavorable (-5,2%) como resultado del mayor incremento de los precios de las importaciones (8,3%) respecto a los precios de las exportaciones (2,7%).

 

Actividad económica. La actividad Agricultura, ganadería, caza y silvicultura creció en 5,4% por la expansión del subsector agrícola (5,9%) y del subsector pecuario (4,8%).

En la producción agrícola destacan los mayores volúmenes cosechados de aceituna (266,0%), arándano (34,7%), cacao (16,9%), café (10,8%), caña de azúcar (4,1%) y papa (3,3%).

No obstante, disminuyó la producción de mangos (-58,6%), uva (-39,9%), cebolla (-14,5%), espárragos (-3,2%) y arroz cascara (-1,8%).

Entre los productos pecuarios que reportaron mayor producción figuraron huevos (11.6%), aves (5.7%) y leche (2.6%).

La Pesca y acuicultura aumentó en 4,9% explicado por el incremento de la pesca marítima (4,2%) y de la pesca continental (9,4%).

La pesca marítima estuvo influenciada por el dinamismo de la pesca destinada a consumo humano directo (11,6%), debido a la mayor captura de recursos hidrobiológicos para congelado (37,6%), enlatado (22,2%) y curado (17,5%); en cambio, disminuyó la extracción para consumo en estado fresco (-10,4%).

La actividad Extracción de petróleo, gas, minerales y servicios conexos disminuyó en -2,7% como resultado de la menor extracción de petróleo crudo, gas natural y servicios conexos (-5,5%), así como, minerales y servicios conexos (-2,2%).

Manufactura. Manufactura creció 1,6% por la mayor fabricación de productos metálicos (14,0%); industria de madera y muebles (11,1%); otras industrias manufactureras (1,9%); industria alimenticia (0,3%) e industria química (0,1%).

Por el contrario, disminuyó la industria textil y de cuero (-3,5%); industria del papel, impresión y reproducción de grabaciones (-2,2%); industrias metálicas básicas (-1,0%) y la fabricación de productos minerales no metálicos (-0,4%).

La actividad Electricidad, gas y agua se incrementó en 3,5% influenciado por el crecimiento del subsector electricidad y gas (3,6%) y del subsector agua (3,2%). 

La actividad Construcción creció en 0,7% explicado principalmente por la mayor ejecución privada en obras de viviendas multifamiliares y condominios, centros comerciales, entre otras. 

Por el contrario, el gasto en la construcción pública disminuyó por la menor ejecución en infraestructura vial dentro del ámbito del gobierno nacional y local; obras de ingeniería civil en los tres niveles de gobierno; edificios no residenciales en el gobierno nacional y local, entre las principales. 

Comercio. La actividad Comercio, mantenimiento y reparación de vehículos automotores y bicicletas se incrementó en 2,2% por la mayor producción del subsector comercio al por mayor y menor (2,3%).

Mientras, disminuyó el subsector mantenimiento y reparación de vehículos automotores (-0,2%). 

Transporte, almacenamiento, correo y mensajería aumentó en 4,5% por el crecimiento del subsector transporte (4,6%); así como, del subsector almacenamiento, correo y mensajería (4,3%).

La actividad Alojamiento y restaurantes creció en 3,8% por el incremento de los subsectores alojamiento (4,2%) y restaurantes (3,7%).

La actividad Telecomunicaciones y otros servicios de información creció en 4,4% por el crecimiento del subsector telecomunicaciones (5,8%) explicado por el aumento de los servicios de telefonía móvil (11,3%), televisión por suscripción (10,6%) e internet (10,5%); en contraste el servicio de telefonía fija disminuyó -18,5%. 

El subsector otros servicios de información se contrajo en -1,6%.

Servicios financieros, seguros y pensiones creció en 4,9%, ante el incremento en las actividades administradoras de fondos de pensiones (7,3%), servicios financieros (4,8%), y los servicios de seguros (4,7%). 

La actividad Servicios prestados a empresas se expandió en 3,4%, explicado por el dinamismo de los servicios de publicidad e investigación de mercados (4,4%), alquiler de vehículos (5,5%), servicios de agencias de viajes y operadores turísticos (5,5%), servicios profesionales, científicos y técnicos (3,1%), y servicios de protección y seguridad (3,8%).

La actividad Administración pública y defensa se incrementó en 4,6%. A valores corrientes, en el Gobierno Nacional las remuneraciones se incrementaron en 6,8%, y los sectores que registraron mayores incrementos fueron: Ministerio Público (13,1%), Poder Judicial (5,3%), Justicia (4,9%) y Defensa (2,7%).