San José. El Gobierno de Costa Rica informó que este jueves pagará al banco central la totalidad de un préstamo especial por cerca de US$830 millones al cambio actual, que pidió en septiembre para enfrentar los aprietos de liquidez y la presión sobre las tasas.

La transacción será llevada a cabo a través de la emisión de títulos gubernamentales en moneda local, conocidos como "letras del tesoro", que adquirió en ese momento el ente monetario con un compromiso de repago a 90 días.

El pago busca aplacar el efecto inflacionario y de incertidumbre que se generó en septiembre cuando el Gobierno de Carlos Alvarado activó el mecanismo excepcional antes de la reforma fiscal aprobada este mes, según las autoridades.

"Estamos logrando pagar el 100% de las "letras del tesoro", seis días de la fecha límite, gracias a la recuperación de la confianza de los inversionistas como consecuencia inmediata de la aprobación de la reforma fiscal", dijo la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, en una conferencia de prensa.

A pesar de las acciones tomadas por el Gobierno, la clasificadora de riesgo internacional Moody’s rebajó la nota al país para colocarla con perspectiva negativa.

La reforma fiscal que entró en vigor la primera semana de diciembre aportaría en su primer año un monto adicional de 450.000 millones de colones (casi US$750 millones), el equivalente a 1,3% del Producto Interno Bruto (PIB), dijo el banco central.

La entidad monetaria agregó que a mediano plazo (para el 2022) el nuevo marco tributario podría ayudar a reducir a la mitad el actual déficit fiscal de 7% del PIB.