Washington. El déficit comercial de Estados Unidos aumentó a un máximo de 10 años en octubre debido a que las exportaciones de soja siguieron cayendo y las importaciones de bienes de consumo subieron a un récord, lo que sugiere que las medidas arancelarias del Gobierno para reducir la brecha han sido probablemente ineficaces.

Otros datos conocidos este jueves mostraron que los empleadores privados contrataron a menos trabajadores de lo esperado en noviembre, lo que apunta a una moderación del ritmo de crecimiento del empleo. Esto se vio reforzado por otro reporte que indicó que hubo una pequeña baja en el número de estadounidenses que presentó solicitudes de beneficios por desempleo la semana pasada.

Las cifras se sumaron a débiles datos de vivienda y gasto empresarial en equipos que apuntan a una desaceleración del crecimiento económico. La preocupación por la salud de la economía ha agitado a los mercados financieros en los últimos días.

El Departamento de Comercio dijo que el déficit comercial subió un 1,7% a US$55.500 millones, el nivel más alto desde octubre de 2008. La brecha comercial se ha ampliado durante cinco meses consecutivos.

Los datos de septiembre, en tanto, fueron revisados para mostrar que el déficit aumentó a US$54.600 millones, en lugar de los 54.000 millones reportados anteriormente.

En otro informe conocido este jueves, el reporte nacional de empleo ADP señaló que las nóminas privadas crecieron en 179.000 trabajadores en noviembre, tras un incremento revisado a la baja de 225.000 plazas en octubre.

El déficit comercial con China, muy sensible políticamente, trepó un 7,1% a un récord de US$43.100 millones en octubre.

Estados Unidos está inmerso en una guerra comercial con China. Washington ha impuesto aranceles a importaciones chinas por valor de US$250.000 millones para obligar a que Pekín ceda en una lista de demandas, mientras que el gigante asiático respondió con gravámenes a la importación de bienes estadounidenses como la soja.

El fin de semana el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, acordaron una tregua de 90 días, mientras negocian un acuerdo para poner fin a la disputa.

No obstante, la tregua pareció ponerse en duda este jueves, tras el arresto en Canadá para su extradición a Estados Unidos de Meng Wanzhou, presidenta financiera del gigante tecnológico chino Huawei Technologies Co Ltd.

Las acciones estadounidenses caían con fuerza, ya que el arresto aumentó el temor a un aumento de la tensión entre Pekín y Washington. Los bonos del Tesoro operaban al alza, mientras que el dólar se depreciaba frente a una cesta de destacadas monedas.

En octubre, las exportaciones de bienes y servicios bajaron un 0,1 por ciento a 211.000 millones de dólares. Las exportaciones de soja, en el punto de mira chino y que llevaban varios meses cayendo, bajaron en 800 millones de dólares. Las exportaciones de aviación civil y motores también retrocedieron.

En otro informe conocido este jueves, el reporte nacional de empleo ADP señaló que las nóminas privadas crecieron en 179.000 trabajadores en noviembre, tras un incremento revisado a la baja de 225.000 plazas en octubre.

Este viernes se conocerá el reporte de nóminas no agrícolas de noviembre, elaborado por el gobierno. Según un sondeo de Reuters a economistas, se espera un incremento de 200.000 empleos tras un avance de 250.000 el mes anterior.

En un tercer informe, el Departamento del Trabajo dijo que los pedidos iniciales de beneficios por desempleo bajaron 4.000, a una cifra desestacionalizada de 231.000, en la semana que terminó el 1 de diciembre.

Un cuarto estudio, del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés), afirmó que el índice de actividad no manufacturera subió 0,4 puntos, a una lectura de 60,7 el mes pasado. Un dato por encima de 50 indica expansión en el sector, que significa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos.