El Observador de Uruguay. "Paraguay experimenta una combinación de eventos adversos, externos e internos, que afectan la actividad económica, (y) que de resultar en una variación negativa para el cierre de este año, ameritaría tomar medidas extraordinarias para asegurar el despegue en el 2020". 

Así resumió la compleja coyuntura el actual ministro de Hacienda guaraní, Benigno López Benítez, en un hilo que posteó en su cuenta de Twitter. 

La economía paraguaya cayó 2,8% al cierre del primer semestre y ya se maneja la posibilidad latente de una recesión para este año, pese a que el Banco Central de Paraguay mantiene una proyección de crecimiento de 1,5% y de 4% para 2020. 

El 2019 se presentó desafiante para una de las economías más pujante de los última década en América Latina. Un clima adverso que pegó sobre la cosecha de soja, caída de los precios internacionales y el deterioro de las economías de Brasil y Argentina, provocó un fuerte deterioro en la mayoría de los sectores de actividad. 

El Indicador Mensual de Actividad Económica del Paraguay (IMAEP) acumula siete meses consecutivos de contracción, algo que no se había registrado en los últimos 20 años. Para el expresidente del Banco Central de Paraguay, Carlos Fernández, técnicamente ya se está en recesión. "Hora de priorizar lo económico sobre lo político", reclamó. 

Ante la difícil coyuntura que atraviesa la administración de Mario Abdo Benítez, el equipo económico liderado por su ministro López Benítez, decidió reunirse con "reconocidos economistas, ex ministros de Hacienda y miembros del equipo económico, para informarles sobre el avance de las acciones de apoyo a la economía, conocer sus perspectivas y evaluar alternativas de políticas públicas", informó el ministro a través de la red social.

"La discusión fue mantener la ejecución de las políticas públicas, de los planes de inversión, avanzar con otras medidas e implantar las reformas necesarias. La posibilidad de excepción al cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal no fue la discusión de fondo", aseguró el ministro de Hacienda guaraní. 

López Benítez insistió que para la administración de Abdo "es prioridad cumplir con la ley de Responsabilidad Fiscal,la cual es un pilar fundamental para la estabilidad macroeconómica. Y se vienen aplicando recortes a gastos corrientes con el propósito de mantener la inversión pública, que tiene un efecto multiplicador".

En otro tuit explicó "que el argumento de los analistas fue sencillamente evitar situaciones de otros períodos pasados donde el ajuste fiscal vino por el lado de la reducción de las inversiones". 

El ministro de Hacienda dijo que cualquiera sean las medidas que tome la administración de gobierno, en primer lugar se informará al Congreso y la ciudadanía. "Somos conscientes de la importancia de seguir con una economía sólida, aplicando siempre medidas responsables", afirmó.