Brasilia. La tasa de desempleo de Brasil aumentó a su nivel más alto en poco más de un año debido a la crisis del coronavirus, mostraron cifras oficiales este jueves, llevando la participación de la fuerza laboral a un mínimo histórico.

Aunque la tasa de desempleo del 12,6% fue menor de lo que los economistas esperaban, otros indicadores como el número de personas que abandonan la fuerza laboral y la tasa de subempleo, apuntan a un mercado laboral más débil de lo que sugiere la cifra principal.

La tasa de desempleo general del 12,6% en la economía más grande de América Latina en los tres meses a abril fue la más alta desde principios del año pasado, pero más baja que el pronóstico promedio del 13,3% en una encuesta de Reuters.

Esta cifra se conoce un día después de que se informara la pérdida de 860.000 empleos formales en abril, la mayor caída mensual desde que comenzó la medición hace casi 30 años.

Las cifras de la agencia de estadísticas del gobierno IBGE mostraron que 89,2 millones de personas estaban trabajando, lo que representa una disminución de casi un 5,2% frente al trimestre anterior.

Eso empujó la tasa de participación de la fuerza laboral a un mínimo histórico de 51,6%, con un récord de 70,9 millones de personas ahora fuera de la misma.

El número de brasileños oficialmente sin trabajo es de 12,8 millones, y la cantidad de subempleados aumentó un 8,7% a un récord de 28,7 millones, dijo IBGE. La tasa de subempleo saltó al 25,6%, también récord.