Quito. La deuda pública (interna y externa) millones, un 44,5 % del Producto Interno Bruto (PIB). De ese monto, US$34.800 millones son deuda externa y la mayor parte son bonos Globales.

Entre 2014 y 2018 se emitieron y colocaron bonos por US$15.513 millones. Los tenedores son inversionistas extranjeros.

Un monto también importante está en la deuda de multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) por US$9.146 millones.

La deuda con Gobiernos y bancos llega a US$9.558 millones, el más importante es China con US$6.555 millones. Hay US$1.000 millones obtenidos con Credit Suisse y Goldman Sachs.

El perfil de la deuda externa de este año sigue con un perfil complejo, pues se caracteriza por tener tasas altas y cortos plazos.

A septiembre, un 64,3% de la deuda conseguida este año y que llega a US$4.659 millones tiene tasas sobre 6,1% y hasta 9%, aunque son altas, no son tanto como las del 2017 y 2016 cuando el 24,6% y el 35,8% de la deuda conseguida esos años superaba el 9,1%.

En plazos, el grueso de la deuda actual (66,62% de lo conseguido este año) está planteado para pagarse entre 5 y 10 años. El 10,47% de la deuda deberá pagarse a 20 años o más.

La necesidad de financiamiento para 2019 es US$8.166 millones, según la proforma.