Nueva York. El dólar se recuperaba de las pérdidas registradas en las negociaciones globales y se fortalecía el lunes después de que Estados Unidos y China buscaron aliviar las tensiones comerciales.

El presidente Donald Trump, en los márgenes de la cumbre del G-7 que se celebra en Francia, afirmó que funcionarios de comercio chinos contactaron a sus pares estadounidense y ofrecieron retomar las negociaciones.

El vicepresidente chino, Liu He, quien ha liderado las conversaciones con Washington, afirmó que su país estaba dispuesto a resolver la disputa a través de negociaciones "tranquilas".

Previo a esos comentarios, el yuan chino había bajado a un mínimo de 11 años en el mercado continental y un piso récord en las plazas internacionales, mientras que el dólar descendió a su menor nivel de dos años y medio frente al yen.

El mercado reaccionaba al anuncio de Trump del viernes de un arancel adicional del 5% sobre bienes chinos por valor de US$550.000 millones, horas después de que Pekín reveló gravámenes de represalia sobre importaciones estadounidenses con valor de US$75.000 millones.

Este lunes, Trump buscó limitar las consecuencias y aliviar las tensiones, lo que hizo que el yuan se alejara de sus mínimos. El índice dólar se recuperó y operaba con un alza de 0,33% a 97,965.

En una señal de que la calma volvía al mercado de divisas, el yen -que los inversores ven como un refugio- perdía un 0,57% a 105,99 yenes, después de alcanzar más temprano un máximo de dos años y medio de 104,44 unidades por dólar.