Nueva York. El dólar subía este miércoles frente al euro, en una jornada en la que las acciones estadounidenses se alejaban de mínimos de 20 meses, aunque la incertidumbre relativa a la paralización del Gobierno de Estados Unidos y la política monetaria de la Reserva Federal seguían generando resistencia.

Wall Street abrió al alza tras varias sesiones de caídas que dejaron al índice referencial S&P 500 en la frontera del territorio de mercado bajista por temores a una desaceleración del crecimiento y el drama que se vive en la Casa Blanca.

"Hay una modesta sensación de estabilidad temporal regresando a los mercados de acciones", dijo Nick Bennenbroek, estratega de divisas de Wells Fargo en Nueva York, en un reporte. "Dicho esto, las condiciones para las operaciones siguen ligeras y los inversores están algo cautos, mirando con atención los titulares políticos estadounidenses".

Este martes, el presidente Donald Trump dijo que la paralización parcial del Gobierno federal durará hasta que se cumpla su exigencia de fondos para construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

Trump también expresó su confianza en el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, pero reiteró sus críticas a la Fed por subir demasiado rápido las tasas de interés. El dólar se ha visto afectado en las últimas semanas por temores de los inversores a que las alzas de tipos dañen a la economía estadounidense en un momento de debilidad en el crecimiento internacional.

"Hay una lista sin fin de preocupaciones: Trump regañando a la Fed, las Guerras Comerciales, una desaceleración del crecimiento en China, las víctimas del Brexit y la desaceleración en la Unión Europea. Pero cuando tomas en cuenta una recesión en la economía estadounidense, ahí es cuando las cosas se ponen feas", dijo en una nota Stephen Innes, directivo de Oanda en Singapur.

El índice dólar, que compara al billete verde con una cesta de seis destacadas monedas, ganaba un 0,10%, a 96,645 a las 1547 GMT. El 14 de diciembre, tocó un máximo de un año y medio de 97,711.

La liquidez era baja en la sesión, después de que los principales mercados estuvieron cerrados este martes por las festividades navideñas. Los mercados seguían cerrados este miércoles en Reino Unido, Alemania y Francia.