Buenos Aires. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, afirmó este martes que la economía del país "empieza a ordenarse", al resaltar que "no se puede gastar más de lo que uno tiene" y que su administración trabaja con ese objetivo.

El jefe de Estado supervisó este lunes obras hídricas en el Río Salado, en la localidad de Roque Pérez, a unos 160 kilómetros al sudoeste de Buenos Aires, donde se refirió a la marcha de la economía del país.

"Hoy ya tenemos una economía que empieza a ordenarse. Creo que estamos madurando, creciendo, entendiendo lo que nos pasó durante los anteriores 15 años y los anteriores 30", subrayó el presidente.

Macri añadió que desde diciembre de 2015, cuando asumió el cargo, los argentinos "empezamos a comprender algo elemental, que lo entendimos siempre en nuestras casas, pero que en la política llevó a una confusión permanente: no se puede gastar más de lo que uno tiene, no se puede vivir de prestado".

"Eso lo estamos empezando a ordenar. Se refleja en el presupuesto público, en la honestidad, diciendo la verdad, no mintiéndole más a la gente de que las cosas pueden ser gratis y que al final las pagamos todos y mal", afirmó.

Macri consideró que la economía nacional "empieza a ordenarse", a pesar de los "coletazos del 2018 que todavía estamos atravesando".

Argentina cerró el 2018 con una inflación acumulada de 47,6%, a lo que se suma una caída estimada del Producto Interno Bruto (PIB) de 2,4%, una tasa de desocupación de 9% y un índice de pobreza de 27,3%, según los últimos datos oficiales.

La semana pasada, el Ministerio de Hacienda informó que durante enero se registró un superávit primario, sin incluir pagos de intereses de deuda, equivalente a unos US$416,4 millones, producto de seis puntos diferenciales entre los recursos totales (39%) y los gastos primarios (33%).