Brasilia. La economía brasileña generó 48.436 nuevos empleos formales en junio pasado, el mejor resultado para el mes desde 2013, informó este jueves el Ministerio de Economía de Brasil.

De acuerdo con datos del Catastro General de Empleados y Desempleados (Caged), el resultado de junio anterior fue producto de 1.248.106 admisiones y 1.199.670 despidos por parte de las empresas.

Los empleos creados representaron un aumento del 30,2% en comparación con mayo previo, cuando se crearon 37.188 puestos de trabajo.

Significaron además una recuperación respecto a junio del año pasado, cuando se perdieron 661 puestos de trabajo.

Este año, el saldo laboral es positivo en 408.500 vacantes ocupadas, superior a los primeros seis meses de 2018, cuando fueron creados 392.461 empleos con contrato formal.

Los empleos creados representaron un aumento del 30,2% en comparación con mayo previo, cuando se crearon 37.188 puestos de trabajo. Significaron además una recuperación respecto a junio del año pasado, cuando se perdieron 661 puestos de trabajo.

En los últimos 12 meses hasta junio anterior, el saldo en cuanto a contrataciones y despidos fue positivo con 524.931 nuevos puestos formales.

Por sectores, los servicios generaron 23.020 empleos, mientras que agricultura, pesca y sector forestal aportaron 22.702 puestos. 

En contra parte, la industria manufacturera eliminó 10.988 empleos y el comercio 3.007 puestos.

En cuatro de las cinco regiones del país sudamericano el saldo en la generación de empleos fue positivo.  

La región sureste lideró esta generación con 31.054, seguida del centro-oeste con 10.952, mientras que la zona sur se mantuvo prácticamente estable.

En junio de este año hubo un saldo positivo de 10.177 puestos de trabajo intermitentes creados, según las nuevas condiciones de contratación vigentes desde la reforma laboral aprobada el año pasado.