Buenos Aires.- La actividad económica de Argentina cerró el año 2019 con una caída anual del 2,1%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

El organismo estatal dio a conocer el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), una evaluación preliminar que se difunde mes a mes y es un anticipo de la evolución del Producto Interno Bruto (PIB), que se informa de manera trimestral y se hará pública el 25 de marzo próximo.

La caída del 2,1% interanual en la actividad económica del país reflejó el comportamiento a la baja interanual en diciembre de un 8% en la construcción; de un 9,8% en la intermediación financiera; de un 2,6% en servicios comunitarios, sociales y personales; de un 0,9% en impuestos netos de subsidios y de un 0,1% en el rubro agricultura, ganadería, caza y silvicultura.

En cambio, registraron un comportamiento positivo en el último mes de 2019 el rubro de pesca, con un 13,5%; electricidad, gas y agua, con un 3,7%; el comercio mayorista, minorista y reparaciones, con un 1,6%; en el sector enseñanza, con una subida del 1,2%, similar resultado para la actividad de hoteles y restaurantes.

También terminaron con subidas la actividad en administración pública y defensa, más planes de seguridad social de afiliación obligatoria, con un 1,0%; la industria manufacturera, con un 0,8%, y la actividad en minas y canteras, que mejoró un 0,5% el año pasado frente a 2018.

El Gobierno de Mauricio Macri, que concluyó su mandato presidencial de cuatro años el 10 de diciembre pasado, había proyectado una baja en la economía del 2,6%, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó en octubre que la economía del país sudamericano cerraría el 2019 con una contracción del 3,1%.