La economía de Colombia se expandió un 13,2% en el tercer trimestre, frente a igual periodo del año pasado, un dato superior al esperado por el mercado que muestra una recuperación acelerada de la actividad productiva del país tras el impacto de la pandemia del COVID-19, informó este martes el Gobierno.

Según la mediana de un reciente sondeo de Reuters, el mercado esperaba un crecimiento interanual del Producto Interno Bruto (PIB) de un 12% entre julio y septiembre.

El resultado también se ubicó por encima de la proyección del Banco Central para ese periodo, de un 12,7%, lo que llevaría a que la autoridad monetaria mantenga la magnitud del incremento de la tasa de interés en su reunión de diciembre para contener presiones sobre los precios al consumidor.

"En general, el mensaje clave de esta publicación de datos es que la economía de Colombia está saliendo de la crisis más fuerte que la mayoría de la región", escribió Nikhil Sanghani, economista de mercados emergentes de Capital Economics.

El Banco Central inició en septiembre un ciclo alcista en su tasa de interés de referencia con un incremento inicial de 25 puntos básicos, que en octubre se aceleró a 50 puntos base hasta un actual 2,50% para tratar de enfriar las mayores presiones inflacionarias.

"Con esto se mantendría el ritmo de (incremento de) 50 puntos básicos en diciembre esperando a ver qué pasa con la inflación", dijo Sergio Olarte, economista jefe para Colombia de Scotiabank.

Por actividades económicas, las mayores expansiones en el tercer trimestre se dieron en el comercio con un 33,8%; en las actividades artísticas y de entretenimiento con un 32%; en las industrias manufactureras con un 18,8% y en el sector de información y comunicaciones con un 13,2%.

Además, gran parte de la variación en el tercer trimestre estuvo explicada por una menor base de comparación frente al mismo periodo del año anterior, cuando la economía se contrajo un 8,4% durante lo peor de la crisis provocada por los confinamientos y cuarentenas para contrarrestar el contagio del COVID-19.

"El impulso del crecimiento de la economía en el tercer trimestre es relativamente muchísimo más fuerte en la medida que el del segundo fue ralentizado por efectos del paro nacional y la situación del tercer pico epidémico lógico, sobre todo en la producción manufacturera y en las actividades de comercio de la economía", dijo el director del DANE, Juan Daniel Oviedo.

En términos trimestrales, el PIB entre julio y septiembre se expandió un 5,7%, frente al periodo comprendido entre abril y junio.

Mientras, entre enero y septiembre el PIB acumuló un crecimiento de 10,3%, en comparación con una contracción de un 8,1% en el mismo periodo de 2020.

El equipo técnico del Banco Central revisó en octubre su proyección de crecimiento de la cuarta economía de América Latina para este año a un 9,8%, desde una previa de 8,6%.

Por su parte, el Gobierno elevó a un 8,5% su meta de expansión del PIB desde una original de 6%.

Además, para el 2022 el banco emisor aumentó la estimación de crecimiento de la economía a un 4,7% desde una de 3,9%.

Antes de conocerse los datos del tercer trimestre, el sondeo de Reuters mostró que el banco emisor mantendría el proceso de incremento de la tasa de interés hasta llevarla a un 2,75% al cierre de este año y a un 4,50% a finales de 2022.