Montevideo. La economía de Uruguay registró un crecimiento de 0,2% en 2019 respecto al año anterior, con retrocesos en la actividad en la mayoría de los sectores y enlazó 17 años de crecimiento, informó el Banco Central (BCU).

El dato representó una fuerte desaceleración frente a 2018, cuando creció 1,6%, y estuvo por debajo de la proyección del gobierno que culminó su mandato el 1 de marzo, de 0,60%.

Según el Informe de Cuentas Nacionales del BCU, solo hubo avances en las actividades "Suministro de Electricidad, Gas y Agua" (5,7%), "Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones" (3,5%) y "Otras Actividades" (0,3%).

Los descensos se verificaron en Actividades Primarias (3,8%), Industrias Manufactureras (1,1%), Construcción (2,0%) y Comercio, Reparaciones, Restaurantes y Hoteles (2,1%).

Al evaluar el componente del gasto, el gasto en consumo final mostró un signo positivo (0,5%) que contrastó con la baja de la formación bruta de capital (2,9%).

Considerando el volumen, las exportaciones verificaron un alza de 1,2% y las importaciones un avance marginal de 0,2%.

El PIB en el cuarto trimestre presentó una caída de 0,6% en términos desestacionalizados en relación al trimestre anterior.

El dato de 2019 es el menor registro desde el retroceso anual registrado en 2002 (-7,7%).