Buenos Aires. Las economías más grandes de América Latina, Brasil y México, se están tambaleando en medio de un declive que podría empeorar si los gobiernos manejan mal su respuesta fiscal a las disrupciones causadas por la pandemia del coronavirus, mostró un sondeo de Reuters.

La actividad económica desde Ciudad de México hasta Sao Paulo y Buenos Aires se frenó en seco este mes después de que las empresas suspendieron sus operaciones y los ciudadanos se aislaron en sus casas para frenar la propagación del virus mortal en una región que hasta ahora registró pocos casos.

Mientras el peso mexicano y el real brasileño se derrumbaban a nuevos mínimos la semana pasada, las autoridades anunciaron medidas de emergencia para atenuar el impacto de una crisis global que probablemente ya hundió a las principales economías en una recesión.

En Brasil, el crecimiento se ha detenido por completo, aunque todavía no está en niveles negativos, mostró el sondeo.

Pese a las altas probabilidades de que la mayor economía latinoamericana se contraiga en el futuro cercano, el panorama allí sigue siendo marginalmente mejor que en México, que ya está en recesión.

Pese a las altas probabilidades de que la mayor economía latinoamericana se contraiga en el futuro cercano, el panorama allí sigue siendo marginalmente mejor que en México, que ya está en recesión.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil se estancará en el segundo trimestre, cuando la expansión caerá a cero desde un pobre ritmo de 1,4% en el período anterior de tres meses, de acuerdo con la estimación mediana de 11 economistas y bancos sondeados del 17 al 20 de marzo.

En México es muy probable que la recesión se profundice. La economía se contraería un 3,0% en abril-junio después de un declive de 0,6% en el primer trimestre, de acuerdo con la mediana de un conjunto menor de 6 proyecciones trimestrales.

"Los datos de actividad peores de lo previsto en China, el colapso de los precios del petróleo y el encierro generalizado que estamos viendo en Europa y otras partes, todo apunta a una baja mucho más aguda en la actividad global en el primer trimestre y el segundo", dijo el banco UBS en un reporte.

"A esto hay que añadir el hecho de que México está rezagado con respecto a otros países en su respuesta a la crisis, tanto en términos de aplicar medidas de distanciamiento social como en implementar acciones de estímulo económico", agregó.

El PIB de Brasil se expandirá un escaso 0,3% en todo 2020, de acuerdo con la mediana de 19 proyecciones, su peor año desde 2016, cuando la economía se vio golpeada por turbulencias políticas domésticas. El rango de pronósticos fue de -2,6% a 1,6%.

En tanto, la economía mexicana se contraería al cierre de este año un 2,6%, su resultado más débil desde la crisis financiera global de 2008-2009, con un rango estimado de -4,5% a 0,5%.