Quito. Ecuador espera recaudar unos US$2.270 millones el próximo año por la eliminación de subsidios a los combustibles y reformas tributarias y laborales, con lo que reducirá su abultado déficit fiscal, dijo este miércoles el ministro de Economía, Richard Martínez.

El aporte más fuerte en los nuevos ingresos, según los cálculos del Gobierno, será la eliminación de subsidios al diesel y la gasolina extra, que implicará un ahorro de unos US$1.500 millones a partir del 2020.

"Esa es una parte en la reducción del déficit", dijo Martínez. "Con esta cifra estamos estimando mantenernos en el objetivo de entre US$900 millones y US$1.000 millones de déficit del Gobierno Central el próximo año", agregó el ministro a periodistas.

Con la eliminación de los subsidios, el costo del galón de diesel y gasolina extra se equiparán a precios internacionales. La medida rige desde el jueves.

El Gobierno anunció además una contribución especial que tiene que realizar empresas con ingresos mayores a US$10 millones anuales y cambios en la remuneración y beneficios de los funcionarios públicos.

"Esa es una parte en la reducción del déficit", dijo Martínez. "Con esta cifra estamos estimando mantenernos en el objetivo de entre US$900 millones y US$1.000 millones de déficit del Gobierno Central el próximo año", agregó el ministro.

En compensación, las autoridades prevén incentivos tributarios y reducción de impuestos para el sector productivo y exportador, y la eliminación de aranceles para importación de aparatos tecnológicos.

Martínez dijo que el país va a seguir adelante con el acuerdo alcanzado en febrero con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por unos US$4.200 millones, pero tendrá que ajustar las proyecciones con el nuevo escenario.

Los movimientos sociales e indígenas anunciaron un paro progresivo en todo el país tras el anuncio de los cambios económicos.

"Rechazamos con frontalidad todo el paquetazo económico anunciado por el presidente Lenín Moreno porque sabemos que se están cumpliendo los grandes intereses del FMI y de los poderes económicos del país", dijo Jaime Vargas, presidente de los movimientos indígenas de Ecuador.

La mayoría de las reformas anunciadas por el Gobierno tiene que ser aprobadas por la Asamblea Nacional. Las autoridades dijeron que incluirá un candado legal para que los subsidios a los combustibles no puedan ser restituidos en el futuro.