Quito. El Ministerio de Economía y Finanzas alista una nueva metodología de cálculo de la deuda pública. Lo hace en acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para una mayor transparencia en las cifras.

De acuerdo con la Carta de Intención con el FMI, Ecuador se comprometió a suministrar información detallada sobre la nueva deuda externa del sector público no financiero (Gobierno central, empresas públicas, IESS, GAD, entre otros) en la que se incurrió desde principios de año.

El FMI quiere mayor claridad en las operaciones de deuda colateralizada y de acuerdos similares.

El Gobierno realizó en 2018 una operación con oro con Goldman Sachs, en la que obtuvo créditos, pero a la vez debió poner una millonaria garantía.

Sin embargo, estos trabajos han hecho que se genere un retraso en la publicación periódica en los boletines de deuda. Hasta esta semana, pese a ya estar en junio, el último dato de la deuda era el de marzo 2019.

De acuerdo con Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), el Gobierno debe una explicación al país sobre el tema, pues es una obligación de la entidad publicar con puntualidad los boletines.

Sobre la metodología, dijo que lo que se pretende es tener claridad sobre la deuda consolidada y tener cifras más confiables de deuda agregada, retrasos (deuda flotante) y Certificados del Tesoro (Cetes). Explicó que en la deuda debe contabilizarse a todo el sector público no financiero, para tener una correcta estimación de la necesidad de financiamiento.

De acuerdo a un esquema que el FMI maneja en el artículo IV del 2018 sobre el Ecuador, se estima que la deuda pública está en un 46,2% del PIB hasta diciembre del 2018. La deuda interna representa 13,9 puntos, mientras que la externa es de 32,9 puntos.

En cuanto a la interna, se toma en cuenta una deuda interna consolidada y otra agregada. En la consolidada no se considera la deuda del IESS, pero sí otro tipo de pasivos como los de Petroamazonas y cartas de crédito. Sin embargo, en la agregada sí se incluyen todos los rubros. En la externa se incluyen los rubros tradicionales como bancos y bonos, deuda bilateral, multilateral, pero también preventas petroleras.

Al ser consultado sobre el tema, el Ministerio ofreció entregar en estos días la información actualizada.

Por otro lado, ayer la gerenta del BCE, Verónica Artola, explicó que al momento existe un equipo del FMI trabajando con ellos en el tema de la autonomía del BCE. También aseguró que la meta de US$5.000 millones que debe acumular el Estado en reservas internacionales para este año se “relajaría”.