Washington. Los senadores estadounidenses y responsables de la Administración Trump han llegado a un acuerdo sobre un proyecto de ley de gigantescos estímulos económicos para aliviar el impacto económico del brote de coronavirus, dijo a primera hora del miércoles el funcionario de la Casa Blanca, Eric Ueland.

"Tenemos un acuerdo", dijo Ueland a los periodistas después de días de negociaciones sobre el paquete, que se espera que tenga un valor de US$2 billones.

En principio el texto del pacto no estará disponible hasta más tarde el miércoles.

Se prevé que el paquete incluya un fondo de US$500.000 millones para ayudar a las industrias más afectadas y una cantidad comparable para pagos directos de hasta US$3.000 a millones de familias estadounidenses, así como US$350.000 millones para préstamos a pequeñas empresas, US$250.000 millones para ampliar la ayuda al desempleo y US$75.000 millones para hospitales.

Su objetivo es amortiguar el golpe económico de una pandemia que ha matado a más de 660 personas en Estados Unidos y ha enfermado a más de 50.000, ha cerrado miles de empresas, ha dejado a millones de personas sin trabajo y ha llevado a los estados a ordenar a 100 millones de personas —casi un tercio de la población— que se queden en casa.

El dinero comprometido en el paquete supera lo que el Estado gasta en defensa nacional, investigación científica, construcción de carreteras y otros programas discrecionales.