Washington. El Fondo Monetario Internacional mantiene un "diálogo muy fluido y constructivo" con las autoridades argentinas y está trabajando en un plan para una visita de su personal a principios de octubre, dijo el portavoz del FMI, Gerry Rice, en una reunión informativa regular este jueves.

Rice dijo que la visita del personal técnico marcaría un hito en el camino de Argentina hacia un nuevo programa con el FMI, pero que no hay un plazo fijo para llegar a término. El portavoz agregó que aún no está claro si la visita del personal técnico sería en persona o en línea.

Cuando se le preguntó si el FMI estaba considerando la posibilidad de otorgar financiamiento de emergencia, dados los recientes acontecimientos en Argentina, donde los bonos del gobierno se encuentran bajo presión después de la adopción de nuevos controles de divisas, Rice dijo que no estaba al tanto de esas discusiones.

El país sudamericano, que se encamina hacia su tercer año de recesión, inició el mes pasado conversaciones con el Fondo sobre un acuerdo para reemplazar el fallido de 2018 que ya ha visto el desembolso de ​​alrededor de US$44.000 millones.

Rice dijo que Argentina enfrenta una situación económica muy difícil con altas tasas de desempleo, pobreza e inflación, y que esas condiciones se han visto agravadas por la pandemia de coronavirus.

"El FMI reconoce que el Gobierno de Argentina ha estado tratando activamente de abordar estas muy desafiantes circunstancias y ha adoptado una serie de políticas para abordar las necesidades inmediatas que surgen de la pandemia", afirmó.

El portavoz agregó que la visita del personal marcará el inicio del proceso de trabajo hacia un nuevo programa del FMI para Argentina, proporcionando al personal del prestamista más conocimiento de primera mano sobre los planes y prioridades de las autoridades del país.

"Es un hito en el sentido de tener la visita de este staff", comentó. "Es el inicio del proceso". Rice dijo que el enfoque del FMI sería asegurar que Argentina siga las políticas que puedan garantizar un crecimiento sostenible e inclusivo y abordar los desequilibrios económicos.

La economía argentina se contrajo un récord de 19,1% en el segundo trimestre en comparación con el mismo período del año pasado, luego de una estricta cuarentena impuesta a mediados de marzo para contener la propagación del virus. El país ha informado casi 650.000 casos confirmados de COVID-19 y cerca de 14.400 muertes.