Lima. La moneda de Perú cerró este lunes en su mínimo histórico, mientras el mercado espera la decisión del Congreso sobre un nuevo presidente interino, y también un pronunciamiento de la máxima corte local sobre la legalidad de la destitución de Martín Vizcarra como mandatario.

A las 13.30 hora local (1830 GMT), el sol cerró con una baja de 0,63%, a 3,663/3,667 unidades por dólar, un mínimo histórico; mientras que el referente de la Bolsa de Lima subía un 0,82% a 483,67 puntos.

La caída de la moneda fue limitada debido a que el banco central colocó swaps cambiarios por 165 millones de soles y empresas locales demandaron soles para hacer frente al pago de impuestos.

"El mercado está esperando noticias del mediodía. Hay expectativa de finalmente quién será parte de la mesa directiva del Congreso. También esperando el pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre la demanda que interpuso Martín Vizcarra", dijo un operador local.

En tanto, los bonos soberanos en dólares de Perú bajaban el lunes en el mercado internacional debido a que los inversores se preocupaban por el riesgo de más inestabilidad política.

Revirtiendo ganancias anteriores, la emisión a noviembre de 2050 se hundió 0,9 centavos a 158,44 centavos por dólar, mientras que la a marzo de 2037 bajó 0,6 centavos, según datos de Refinitiv.

El fragmentado Congreso de Perú buscaba el lunes un consenso para elegir a un nuevo líder interino luego de la dimisión de Manuel Merino, en un intento por aplacar una crisis política marcada por una extendida ola de protestas en el segundo mayor productor global de cobre.

En las últimas horas del domingo, el Congreso no pudo elegir a la persona que liderará al país para completar el actual mandato gubernamental hasta julio del 2021, porque no hubo un consenso en torno a la legisladora de izquierda Rocío Silva-Santisteban, quien fue la única aspirante al cargo.

Por otro lado, el Tribunal Constitucional sesionará este lunes de urgencia para decidir sobre la demanda competencial presentada por el expresidente Vizcarra en torno a la legalidad de la "vacancia" por incapacidad moral permanente.