Brasil abrió 529.554 vacantes formales en 2018, creando puestos de trabajo por primera vez desde 2014, en un reflejo de la mejora de la actividad económica, aunque el número de desempleados sigue alto en el país.

Según el Registro General de Empleados y Desempleados (Caged) divulgado este miércoles por el Ministerio de Economía, este también fue el mejor resultado anual desde 2013, cuando se abrieron 1,139 millones de puestos en el país. En 2014 se crearon 420.690 mil puestos de trabajo. El resultado de diciembre, tradicionalmente negativo, fue de cierre de 334.462 vacantes, más alto que la encuesta realizada por analistas de Reuters, que indicaba el cierre de 328.600 empleos.

De los ocho sectores analizados en diciembre, sólo el comercio exhibió un desempeño positivo, con creación de 19.643 empleos. En la otra punta, los negativos fueron el cierre de puestos en la industria de la transformación (-118.053), en el sector de servicios (-117.411) y en la construcción civil (-51.576).

A pesar de la fuerte mejora en el consolidado del año, tras un cierre de 11.964 puestos en 2017, el dato de diciembre vino más débil que el registrado un año antes, cuando se cerraron 328.539 vacantes. Siguiendo el clima de la reanudación económica, sólo en diciembre hubo más despidos que admisiones en el análisis de todos los meses de 2018, según Caged. Sin embargo, son poco más de 12 millones de desempleados en Brasil, de acuerdo con los datos más recientes del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), pero la tasa de desempleo tuvo su octava caída consecutiva en el trimestre hasta noviembre.

"Por primera vez desde 2014 estamos teniendo inflexión positiva de los números del empleo formal de Brasil", dijo el secretario especial de Previsión y Trabajo, Rogério Marinho.

Resaltó que el "equívoco de las políticas económicas" resultó en la disminución drástica de las vacantes en los últimos años y que "esos errores no pueden repetirse en el futuro".

Según Marinho, el gobierno de Jair Bolsonaro profundizará los cambios en la legislación laboral para mejorar el marco del empleo formal en el país. Dijo que la expectativa es que el resultado de 2019 sea más robusto que el de 2018, aunque no ha detallado cifras.