Entre enero y noviembre del 2018, los subsectores exportadores no tradicionales de mayor crecimiento fueron pesca y agropecuario, con avances de 31% y 16%, respectivamente, frente al mismo periodo del año anterior, señaló hoy la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

“Con este importante desempeño, se espera que el total de los envíos cierre el 2018 en más de US$48.000 millones, un 8% más que el año anterior”, indicó el director del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior de la CCL (Idexcam), Carlos Posada.

Las exportaciones no tradicionales sumaron en el periodo de análisis US$11.985 millones (14%), donde el subsector pesquero alcanzó US$1.270 millones y el subsector agropecuario reportó US$5.207 millones.

“Si bien el país vivió inconvenientes políticos durante el 2018, para las exportaciones en general fue un año fructífero”, subrayó Posada.

Explicó que, entre los meses de enero y noviembre del año anterior, los envíos peruanos crecieron en 43% con relación al mismo periodo del 2015; y si se compara con los mismos meses del 2017, su crecimiento fue de 9%.

En el primer caso destacaron los envíos de petróleo crudo (US$103 millones), revelando un crecimiento de 302%. 

En el agro no tradicional destacaron las paltas frescas, con exportaciones valorizadas en US$721 millones, reportando así un crecimiento de 23%.

En el subsector pesca sobresalen los congelados jibias (molusco) con envíos por US$346 millones, 93% más comparado con el mismo periodo del año anterior. 

Si bien estos subsectores aportarán a aumentar el valor de los envíos, Posada refirió que el subsector químico también impulsará este crecimiento, pues a noviembre de ese año ya registra un avance del 14% (US$1.420 millones).

Sector tradicional. Por su parte, las exportaciones tradicionales entre enero y noviembre del año pasado reportaron US$31.544 millones (7%), siendo los sectores con mayor crecimiento petróleo y gas natural (24%), así como minería (6%). 

En el primer caso destacaron los envíos de petróleo crudo (US$103 millones), revelando un crecimiento de 302%. 

En tanto, en el sector minero, el molibdeno registró una variación positiva del orden de 76% (US$564 millones). En el sector agro, el principal producto exportado fue el algodón, cuyos valores aumentaron 18%.