La agencia Moody's Investor Service bajó la calificación de argentina a "Caa2" y la colocó en revisión para otro recorte, debido a la pérdida que pueden esperar los inversionistas en caso de una reprogramación de vencimiento.

La baja responde además a las crecientes expectativas de pérdidas para los inversores por la presión sobre las finanzas públicas argentinas.

Más temprano, la agencia Fitch Ratings puso la calificación de la deuda soberana argentina en default restringido (RD) tras la decisión unilateral del gobierno de extender el plazo de pago de algunas de sus obligaciones, lo que consideró como un canje de deuda en crisis.

El gobierno del presidente Mauricio Macri había anunciado este miércoles que buscaría extender los plazos de la deuda privada y con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras una fuerte crisis de confianza que siguió a un triunfo de la oposición en elecciones primarias de agosto.

El gobierno anunció además planes para retrasar el servicio de instrumentos de corto plazo (Letes, Lecaps, Lelinks y Lecers) en distintos pagos.

"Fitch entiende que esta extensión de vencimiento se ha impuesto a los instrumentos que vencen el 30 de agosto, y se aplicaría a los siguientes vencimientos en las próximas semanas", dijo el comunicado de la agencia.

*Con información de Reuters.