Las operaciones sostenibles en los mercados de bonos están ganando presencia en América Latina, dijo este miércoles la agencia Fitch, y añadió que espera un constante avance entre los emisores de deuda por la mayor conciencia e interés en asuntos ambientales, sociales y de gobernanza.

"Las notas de deuda vinculadas a la sostenibilidad han tenido un aumento constante en América Latina en 2020", dijo Fernanda Rezende, directora senior de Fitch, en un comunicado.

Los bonos de categoría sostenible representaron el 5%  (US$ 12.750 millones) del total de emisiones latinoamericanas de deuda de empresas no financieras en mercados extranjeros durante 2020, dijo la agencia de calificación.

En el último año, se emitieron US$ 255.000 millones en bonos verdes en promedio en todo el mundo, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El informe de Fitch destaca a Brasil como el país emisor de bonos sostenibles más grande de América Latina, representando el 52% de las emisiones en la región. Le sigue México como el segundo más grande.

Según el informe de Fitch, Brasil es el país emisor de bonos sostenibles más grande de América Latina, representando el 52% de las emisiones en la región. Le sigue México como el segundo más grande.

Otros países, como Chile, Argentina, Colombia, Guatemala, Panamá y Perú, aún tienen bajos niveles volúmenes de enlace, destaca la agencia.

El desarrollo de un mercado bonos verde, de aspecto social, sostenible y vinculado a la sostenibilidad (GSSS) es necesario para mantener una consistencia global en transparencia de la información, estandarización de sistemas y la eficiencia de los códigos tributarios, señaló el artículo de Fitch.

La región es una de las más vulnerables al cambio climático, lo que favorece el interés en invertir y desarrollar estrategias en este sentido con el compromiso de diferentes organizaciones por fomentar más proyectos que sean sostenibles.

Los bonos verdes son un tipo de deuda emitida por instituciones públicas o privadas que, a diferencia de otros instrumentos de crédito, se comprometen específicamente para la financiación o refinanciación de proyectos verdes.