Fitch Ratings rebajó la nota crediticia de Ecuador a "CCC", citando mayores riesgos sobre la capacidad de pago de deuda soberana ante la fuerte caída de los precios del petróleo, la pérdida de acceso al mercado de capitales y acontecimientos que impiden el desembolso oportuno de fondos del FMI.

"En opinión de Fitch, el shock externo y los desafíos políticos locales a los ajustes fiscales han aumentado significativamente los riesgos para la sostenibilidad de la deuda, además del financiamiento", dijo la agencia crediticia.

"Las restricciones de liquidez han obligado la necesidad de ajustes de política que podrían volverse desordenados o provocar una acumulación de atrasos, con repercusiones económicas negativas", agregó.

Según Fitch, la capacidad de pago y la buena disposición del país podrían enfrentar una mayor presión antes de un aumento en las amortizaciones de bonos en 2022, independientemente del resultado de las elecciones del próximo año.

"El shock externo ha complicado aún más la débil posición fiscal del soberano en 2020, después de un turbulento 2019, cuando las dificultades políticas y los disturbios sociales obstaculizaron los esfuerzos de reducción del déficit", afirmó Fitch.

La agencia proyecta un déficit del gobierno central de 4.200 millones de dólares en 2020 o un 4% del PIB. Fitch, además, estima que las necesidades financieras totales del país alcanzarán los 9.100 millones de dólares.