Buenos Aires. Argentina debe limitar los incrementos de los salarios del sector público en 25% para seguir en línea con su presupuesto del 2019, dijo este miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI) en una revisión de su acuerdo crediticio con el país.

Argentina, que padece una elevada inflación y una economía en contracción, aceptó a mediados de año llevar adelante impopulares medidas fiscales para conseguir un programa del FMI por US$56.300 millones.

Este miércoles, el directorio ejecutivo del FMI dijo en un comunicado que aprobó un desembolso de US$7.600 millones al gobierno, llevando el total destinado al país a US$20.210 millones hasta ahora.

Grupos sindicales y la oposición han criticado duramente al presidente Mauricio Macri por firmar el acuerdo, que establece también reducciones de subsidios a los servicios públicos para recortar el déficit fiscal primario el próximo año.

"Será importante resistir las presiones para mantener los subsidios energéticos e incrementar los salarios. Reducir los subsidios energéticos sigue siendo un componente importante del reajuste fiscal", dijo el FMI en su segunda revisión del acuerdo, también divulgada el miércoles.

El gobierno ha acordado incrementos salariales para los empleados del sector público en diciembre, enero y febrero, elevando efectivamente los salarios nominales en 14% en el primer semestre de 2019, dijo la revisión.

"Como el presupuesto de 2019 contiene un incremento anual de 34% en los salarios, esto requerirá limitar el próximo incremento salarial, a partir de junio de 2019 hasta junio de 2020, a no más de 25%", dijo la revisión.