Quito. El Fondo Monetario Internacional resaltó este jueves los avances de Ecuador en la implementación de su plan económico y las medidas adoptadas para reducir su abultado déficit fiscal, lo que permitirá un desembolso de unos US$250,5 millones el próximo mes.

Ecuador alcanzó un acuerdo con el organismo multilateral en febrero para acceder a un préstamo de US$4.200 millones en base a un programa económico de tres años, que incluía reformas tributarias y laborales, así como cambios a las bases institucionales del banco central del país.

"Ecuador ha logrado un progreso considerable en la implementación de su programa", dijo en un comunicado la jefa del equipo técnico del FMI, Anna Ivanova, al informar que se alcanzó un acuerdo previo en la primera revisión prevista como parte del trato.

El directorio del organismo tendrá que aprobar el documento.

"Ecuador ha tomado medidas significativas para fortalecer la posición fiscal, que es una prioridad clave para ayudar a consolidar las bases institucionales del sistema de dolarización", agregó el FMI.

"Ecuador ha tomado medidas significativas para fortalecer la posición fiscal, que es una prioridad clave para ayudar a consolidar las bases institucionales del sistema de dolarización", agregó.

El Ministerio de Economía anunció recientemente un plan de acción para modernizar sus finanzas y fortalecer los procedimientos para la elaboración de su presupuesto.

El Gobierno además prepara una reforma laboral, en medio de críticas de sindicatos de trabajadores que consideran que los cambios propuestos atentan contra la estabilidad laboral, y otra tributaria para mejorar los niveles de recaudación.

Los cambios también apuntan a cambiar la institucionalidad del Banco Central del país, que en la última década perdió autonomía y se convirtió en una fuente de financiamiento del Gobierno central.

"Esta reforma ayudará a alinear los objetivos y funciones del BCE con las mejores prácticas internacionales, fortalecer la autonomía del banco central, e introducir una sólida función de auditoría interna y externa en el BCE", explicó el comunicado.

El acuerdo con el FMI ha despertado duras críticas de varios sectores y se han anunciado protestas para evitar su implementación.