Washington. El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo este jueves que permanecía totalmente comprometido en su diálogo con Argentina y en ayudar al país sudamericano a tomar una senda de crecimiento de largo plazo y estabilidad.

El vocero del FMI, Gerry Rice, dijo que sería incorrecto afirmar que el organismo haya congelado su relación con Argentina, como algunos reportes de medios han sugerido, antes de las elecciones presidenciales que se celebrarán en la nación austral el 27 de octubre.

El representante agregó que no existe un plazo límite para el desembolso de otro tramo del préstamo de US$57.000 millones que Argentina acordó con el FMI -el más grande de la historia de la entidad-, pero que no es poco común que estos sean retrasados.

La recientemente apuntada directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, se reunió este miércoles con el ministro de Hacienda argentino, Hernán Lacunza, en la sede central del organismo, mientras que representantes del Fondo y del equipo de Lacunza también mantuvieron encuentros.

De acuerdo al Gobierno argentino, Georgieva señaló que Argentina está en el "tope de prioridades" y "quería que la primera reunión de su gestión sea con las autoridades" del país sudamericano.

Rice agregó que más reuniones entre las dos partes estaban planificados para los encuentros de otoño del FMI que comienzan el 14 de octubre.