Ciudad de México. El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó su expectativa de crecimiento para México para el año entrante, se trata de la segunda ocasión en menos de un mes, y ahora estima que la economía mexicana conseguirá un crecimiento de 2,3% en 2019.

Esta previsión incorpora un recorte de dos décimas de punto sobre el pronóstico revisado en octubre, cuando estimaba que el PIB conseguiría una expansión de 2,5% durante el que será el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El origen de este recorte en las expectativas del Fondo, se encuentra en la “inversión privada que continúa restringida por la incertidumbre”, así como en la restricción de la postura monetaria que dicen ha sostenerse para tratar de contrarrestar la aceleración de la inflación anual.

En menos de un mes, el FMI ha recortado en dos ocasiones su pronóstico de crecimiento para 2019, pues todavía en julio, veía a México expandiéndose en 2,7% el año entrante. Es decir, en 30 días exactos, ha reducido la expectativa de crecimiento para México dos ocasiones, en dos décimas de punto cada una.

El ajuste a la baja también alcanzó para su expectativa de crecimiento de este año. Expertos del FMI anticipan que el PIB del país conseguirá un incremento de 2,1% en este año, menos del 2,2% pronosticado por ellos mismos también el mes pasado.

El ajuste a la baja también alcanzó para su expectativa de crecimiento de este año. En las Conclusiones a la revisión anual para México conforme el Artículo IV de los estatutos del FMI, los expertos del organismo anticipan que el PIB del país conseguirá un incremento de 2,1% en este año, que es ligeramente inferior del 2,2% pronosticado por ellos mismos también el mes pasado.

Continuar Reformas, recomiendan. En esta revisión anual, a la que tienen derecho los 198 países miembros para que los expertos del FMI identifiquen la salud de la economía el staff de expertos del FMI para México solicitó continuar con la reforma energética que facilta la participación privada en los sectores de petróleo y gas, lo que afirmas, atraerá las inversiones necesarias para impulsar la producción y el crecimiento.

De hecho, como cada año, realizaron un pronóstico de largo plazo para el desempeño de economía y acotaron que tomando en cuenta el impacto positivo de las reformas aprobadas este sexenio, la economía conseguiría una expansión de 2,9% hasta el año 2021, tasa que se sostendrá en ese nivel dos años más.

Anticiparon que la inflación en 2018 seguirá fuera del rango permisible del objetivo que ha fijado Banco de México, por segundo año consecutivo, pues estiman que promediará en 4,8%; y que será hasta el año 2020, cuando se conseguirá el objetivo puntual de 3% en la variación de los precios generales.

Ingresos petroleros, seguirán cayendo. Más adelante en documento que acompaña a las Conclusiones, el staff de expertos del FMI subraya de nuevo que “contemplando que se mantenga el curso de ejecución de la reforma energética, el ingreso generado por la venta de petróleo continuará cayendo y se estabilizará hasta el año 2020”.

 

Anticipan que en 2018, el ingreso por petróleo será equivalente a 4,3 puntos del PIB; estiman que el año entrante, el primero de AMLO como presidente, esta entrada se reducirá en cinco décimas de punto hasta 3,8% del PIB y que a partir del 2020, “bajo el supuesto de reformas en marcha”, se estabilizará en 3,7% del Producto, tasa que se mantendrá en ese nivel desde ese año y hasta el 2023.

De acertar con el pronóstico y bajo el supuesto de reforma energética operando, México tendrá ingresos petroleros que significarán poco más de la mitad de los que lograba captar todavía en 2014, que eran de 7% del PIB.

El diagnóstico y conclusiones al Artículo IV fue desarrollado a partir de las visitas que realizó el organismo al país al cierre de septiembre, cuando el staff de expertos que dirige Robert Rennhack realizó visitas y entrevistas a las autoridades económicas, financieras, y supervisores financieros.

Aún no cuentan con una valoración sobre el programa económico de la nueva administración, pues ésta se podrá realizar a partir de que se tenga aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 y La Ley de Ingresos.