Buenos Aires. El jefe del Gabinete de ministros de Argentina, Marcos Peña, afirmó que el gobierno corrigió de manera estructural la economía del país, que "estaba quebrada", y aseguró que "el esfuerzo de los últimos tres años y medio no ha sido en vano".

En una conferencia de prensa que ofreció en el Centro Cultural Kirchner (CCK), al término de una reunión del gabinete, Peña sostuvo que "es imposible construir ese desarrollo y ese crecimiento sin construir las bases", que se vinculan "con decir la verdad, con que haya información pública, con que haya equilibrio en las cuentas".

"El esfuerzo de los últimos tres años y medio augura un horizonte de muchas décadas de desarrollo y crecimiento", auguró el alto funcionario.

Peña añadió que "el esfuerzo de los últimos tres años y medio no ha sido en vano", porque ha permitido "corregir estructuralmente una economía que estaba quebrada".

El gobierno del presidente Mauricio Macri, quien asumió el cargo en diciembre de 2015, realizó una serie de reformas para propiciar la llegada de inversiones, mediante la posibilidad de volver a remitir ganancias a las multinacionales y una adecuación del tipo de cambio para hacer más competitivas las exportaciones.

La economía "está transitando ya un par de meses de mayor estabilidad, con menor volatilidad cambiaria y una reducción de la inflación", afirmó el jefe del Gabinete de ministros de Argentina.

Además, busca ordenar las cuentas públicas con un ajuste en el gasto a fin de llevar a cero el déficit primario, compromiso asumido con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder a una línea de financiamiento por US$56.300 millones.

El funcionario destacó los avances en infraestructura cloacal y de agua potable, la lucha contra las mafias, la corrupción y el narcotráfico, y las mejoras en la calidad educativa del país.

"Estamos convencidos de que la Argentina tiene todo para jugar en la primera mundial", afirmó Peña, quien, no obstante, admitió que queda "muchísimo trabajo por hacer. No hay que subestimar las enormes dificultades que todavía viven muchos argentinos".

La economía "está transitando ya un par de meses de mayor estabilidad, con menor volatilidad cambiaria y una reducción de la inflación", afirmó el jefe del Gabinete de ministros de Argentina.

"Cada uno de los argentinos tiene la posibilidad de ayudar a acelerar la recuperación, a despejar dudas, a dejar claro que no volvemos atrás y a construir un camino de futuro", añadió.

Argentina cerró el 2018 con una contracción económica de 2,5%, una inflación acumulada de 47,6%, una tasa de desocupación de 9,1% y un índice de pobreza de 32%, según datos oficiales.