Buenos Aires. El gobierno de Argentina acordó este lunes con los empresarios y representantes gremiales de ese país un aumento "no remunerativo" equivalente a unos US$88 para los empleados del sector privado, en un contexto de caída salarial y menor capacidad de compra.

Un comunicado del Ministerio de Producción y Trabajo informó que se convino una "recomposición salarial obligatoria" que consta de unos 5.000 pesos, y que será "de carácter no remunerativo y a cuenta de las próximas revisiones paritarias".

El acuerdo fue establecido por el ministerio, cámaras empresariales y la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT), y de éste participaron el titular de la cartera de Producción, Dante Sica; la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley; el secretario de Comercio, Ignacio Werner.

Este martes se prevé que se concrete otra reunión entre las tres partes, a fin de abordar la modalidad de pago de este aumento, que según entidades como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) debe hacerse gradualmente, en cinco cuotas.

Los salarios en Argentina se ubican por debajo del nivel de inflación, acumulando en el primer semestre una suba de 17,9% frente a un 22,4% de aumento en los precios de bienes y servicios durante los primeros seis meses del año.