Brasilia. Pequeños cambios en la reforma de pensiones serán anunciados a más tardar en la mañana de este martes, en medio de la negociación con parlamentarios para la votación del texto en la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) de la Cámara de Diputados, afirmó el secretario especial de Previsión y Trabajo, Rogério Marinho.

"Haremos algunas modificaciones pequeñas y vamos a anunciar esta noche o mañana por la mañana", dijo a periodistas, tras entrar en el edificio del Ministerio de Economía.

El secretario ya había admitido la posibilidad de cambios en el texto de la reforma previsional cuya admisibilidad se votará en la CCJ este martes.

Marinho aseguró, sin embargo, que las eventuales alteraciones no van a disminuir la economía buscada por el gobierno con los cambios en las reglas de acceso a la jubilación.

"Estamos tratando el tema con los líderes que nos han buscado para traer algunas sugerencias, es posible algunas modificaciones", dijo.

"Estamos tratando el tema con los líderes que nos han buscado para traer algunas sugerencias, es posible algunas modificaciones", dijo Rogério Marinho.

"Pero como ya he dicho anteriormente, por eso he hablado que no hay ninguna novedad, no habrá ningún impacto fiscal ni se moverá la espina dorsal del proyecto en lo que se refiere a la cuestión de la seguridad social", agregó.

La propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC) enviada por el Ejecutivo prevé una economía de 1,1 billones de reales (US$280.025 millones) en 10 años y el ministro de Economía, Paulo Guedes, ha resaltado que un texto que asegure por lo menos 1 billón de reales es necesario para la sostenibilidad de las cuentas públicas y el lanzamiento de un nuevo régimen de capitalización para la seguridad social.

En cuanto a los puntos que podrían ser modificados, Marinho defendió que aún no era el momento de abrir detalles, ya que las negociaciones siguen en marcha.

"Sólo puedo hablar del proyecto a la hora en que el acuerdo se cierne efectivamente, varios diputados regresan del feriado de Pascua", afirmó, puntuando que ha conversado desde el jueves con líderes por el celular, proceso que debe seguir adelante en este lunes.

La previsión original era que la reforma de pensiones fuera votada en la CCJ la semana pasada, pero ante la amenaza real de sufrir una derrota, el gobierno atendió a demandas de partidos de centro, acentuó con cambios en el texto de la propuesta, y prometió analizar las indicaciones.

El líder del PP en la Cámara, Arthur Lira (AL), viene afirmando que entre los puntos a ser cambiados consta el fin de la extinción de la multa del 40% del FGTS en la dimisión sin justa causa de jubilados, y la retirada de la exclusividad del Poder Ejecutivo para proponer cambios en la reforma. Se mantendrá la regla actual para el foro judicial competente para el juicio de acciones de seguridad social.

Según el líder, otros dos puntos siguen en negociación: el cambio en la asignación salarial -que tiene fuerte impacto fiscal- y la llamada desconstitucionalización de cambios en la Previsión, que abre el camino para que nuevos cambios previsionales puedan ser hechas por leyes complementarias, en un camino más simple de lo que preveía enmiendas a la Constitución.

Confidencialidad. En el marco de la Ley de acceso a la información, Marinho afirmó que no hay secreto en los datos que basaron la propuesta del gobierno, argumentando que ellos son públicos y que incluso fueron usados ​​por el Senado en estudios que vienen siendo divulgados sobre el tema.

El secretario reiteró además que el gobierno especificará la economía esperada con la propuesta cuando el texto llegue a la comisión especial de la Cámara.