El ministro de Infraestructura, Tarcisio de Freitas, afirmó este martes, en una entrevista con la radio CBN (Central Brasileña de Noticias), que el gobierno federal puede privatizar o liquidar cerca de 100 estatales, como forma de levantar recursos y reducir gastos.

Según Freitas, el número puede ser alcanzado si se consideran las subsidiarias en instituciones estatales como Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), Banco do Brasil, Caixa y Eletrobras.

"Obviamente la gente no está hablando sólo de privatizaciones, sino también de liquidaciones de empresas que hoy no tienen tanto sentido, y el gobierno obviamente está levantando una serie de situaciones de esas para también promover liquidaciones, que de cierta forma van a hacer menos oneroso el Presupuesto", sostuvo la autoridad. Para Freitas, haciendo menos oneroso el Presupuesto,"va sobrando dinero para invertir en otras prioridades".

El ministro también afirmó que su ministerio está estudiando 5.600 kilómetros en nuevas concesiones de carreteras, además de los 4.000 kilómetros de concesiones actuales que son objeto de planes de una futura relicitación.

El ministro también afirmó que su ministerio está estudiando 5.600 kilómetros en nuevas concesiones de carreteras, además de los 4.000 kilómetros de concesiones actuales que son objeto de planes de una futura relicitación.

"Tenemos que recoger todos los tramos que tienen posibilidad de explotación comercial y pasar a la iniciativa privada vía concesión y vía asociación público-privada (PPP). Eso va a hacer que la gente sólo en el área de la concesión ofrezca a la iniciativa privada casi 9.000 kilómetros de carreteras", dijo Freitas a la radio.

Sus comentarios reflejan los planes de Bolsonaro de atraer inversión privada a las redes viales y ferroviarias relativamente poco extendidas del país, y al mismo tiempo reducir el estado brasileño para atajar un enorme déficit fiscal.