Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que durante los primeros nueve meses de su gobierno, su país ahorró 500.000 millones de pesos (unos US$25.000 millones) tras el combate a la corrupción y al plan de austeridad.

El mandatario mexicano señaló que lo anterior se logró "por no permitir la corrupción y por la austeridad republicana, por no gobernar con lujos".

Asimismo, López Obrador afirmó que este ahorro significa que "no hay necesidad de aumentar impuestos, ni de crear impuestos nuevos, ni de endeudar al país".

"Nos ayuda mucho que no haya corrupción ni gastos superfluos", subrayó el presidente, quien explicó que con los recursos ahorrados se financian programas sociales como pensiones para adultos mayores, personas con discapacidad y becas para estudiantes mexicanos.

AMLO comentó que ya existe una ley que impide que alguien pueda ganar más que el presidente dentro de la actual administración pública, quien percibe unos 108.000 pesos mensuales (US$5.400).

Asimismo, comentó que ya existe una ley que impide que alguien pueda ganar más que el presidente dentro de la actual administración pública, quien percibe unos 108.000 pesos mensuales (unos US$5.400).

En adición, el líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) mencionó que ya no se pagan pensiones de cinco millones de pesos mensuales (unos US$250.000) a los expresidentes, lo que significa un ahorro.

Desde el inicio de su campaña presidencial, López Obrador propuso una reforma de ley para considerar delitos graves, sin derecho a libertad bajo fianza, la corrupción en todas sus modalidades, el robo de combustible y el fraude electoral.

El presidente mexicano rendirá mañana domingo su primer informe de gobierno ante el Congreso de la Unión, en el que informará sobre el estado que guarda la administración pública federal.