Ciudad de México. El gobierno de México realizó este lunes una operación de refinanciamiento de deuda en el mercado internacional por US$6.600 millones, que incluyó la colocación de bonos con una alta demanda, dijo la Secretaria de Hacienda en un comunicado.

La operación, que tuvo tres componentes, incluyó la emisión de dos nuevas notas: una a 10 años por US$1.825 millones con vencimiento en 2031 y un cupón de 2.659%, y otra a 40 años por 1.800 millones con vencimiento en 2061 y un cupón de 3.771%.

Esa transacción alcanzó una demanda máxima de unos US$16.000 millones, equivalente a 4,4 veces el monto colocado, en momentos en que las tasas de interés en México lucen atractivas frente las de otros países de América Latina, según especialistas.

"Las tasas cupón de ambos bonos representan los niveles más bajos hasta ahora logrados por el Gobierno Federal para deuda en dólares", dijo Hacienda en su comunicado.

El segundo componente de la operación fue un intercambio por US$3.000 millones en bonos con vencimiento entre 2023 y 2050 por el nuevo papel emitido a 10 años y de títulos que maduraban entre 2046 y 2050 por la nueva emisión de 40 años.

Y un tercer componente será la ejecución de una cláusula de vencimiento anticipado de dos bonos que maduraban en 2022, lo que reduciría la carga de pagos al gobierno en 75% para ese año y que también se fondeó con las nuevas emisiones.

"#México realiza este tipo de transacciones de refinanciamiento cuando identifica oportunidades idóneas en el mercado y se llevan a cabo sin incurrir en endeudamiento adicional", dijo Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, en su cuenta de Twitter.