Montevideo.- La designada ministra de Economía, Azucena Arbeleche, dijo  que el último informe sobre Uruguay de la calificadora Fitch Ratings, que ratificó el grado inversor del país, refleja confianza hacia el gobierno electo, aunque demuestra que la situación fiscal es peor a la prevista inicialmente.

"Es una señal de credibilidad con el nuevo gobierno, así lo expresa en su reporte. Es claro que el (futuro) gobierno tiene un programa creíble y claro con respecto al compromiso de revertir la situación fiscal", declaró Arbeleche a la radiodifusora local Universal.

"Es importante tener en cuenta que el informe menciona que hay un deterioro fiscal mayor a lo previsto, o sea que el punto de partida para el nuevo gobierno, y lo hemos dicho nosotros, es peor de lo que estimábamos inicialmente", añadió.

La solución pasa por "ser más eficientes" y "generar ahorro desde el sector público", sostuvo Arbeleche. Fitch Ratings ratificó el pasado jueves la calificación "BBB" para la deuda uruguaya y su perspectiva "negativa".