Bogotá. La producción industrial y las ventas minoristas de Colombia cayeron en marzo, mientras que el déficit comercial se disparó por el impacto de las medidas de aislamiento decretadas para contener el coronavirus, que semiparalizaron la actividad económica del país, revelaron este jueves cifras del Gobierno.

La producción la industria manufacturera se contrajo un 8,9% interanual en el tercer mes, borrando la aceleración que había reportado en febrero cuando alcanzó un 4,6%, informó el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE).

En la misma línea, las ventas minoristas en el país sudamericano cayeron un 4,8% interanual en marzo, en contraste con el repunte de 13,2% interanual que alcanzaron en el mes previo.

Los indicadores se explican por la semiparálisis en la que entró Colombia desde el pasado 25 de marzo, cuando el Gobierno decretó un aislamiento preventivo obligatorio que ha extendido en tres oportunidades hasta el 25 de mayo, para frenar la propagación del coronavirus.

En tanto, el déficit comercial del país se disparó un 34,2% en marzo a US$1.013,6 millones, debido a una caída de las exportaciones que superó las importaciones.

Mientras el valor de las ventas externas de bienes y servicios realizadas por Colombia se contrajo un 28,5% interanual a US$2.393,1 millones, el de las importaciones cayó un 16,9% a US$3.406,7 millones.

Trimestre débil. Las cifras jugarían en contra del desempeño de la cuarta economía de América Latina, que según un sondeo de Reuters, se habría expandido en un débil 1,5% en el primer trimestre.

El DANE publicará el viernes el dato oficial del comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) entre enero y marzo.

Ahora, según la mediana de la consulta, los analistas esperan una contracción del PIB de Colombia de un 2,05% para el 2020, muy lejos de la meta original del Gobierno, que esperaba una expansión de 3,7%.

En el acumulado de los tres primeros meses la producción industrial se contrajo un 0,4% con respecto al mismo periodo del año pasado.

No obstante, las ventas minoristas en los tres primeros meses del año lograron un alza de 5% frente a las registradas en igual lapso de 2019, favorecidas por el buen desempeño que tuvieron en los dos primeros meses, antes de la llegada al país del COVID-19.

A su turno, el déficit comercial aumentó un 7,5% entre enero y marzo a US$2.538,3 millones, desde uno de US$2.361,3 millones en el mismo lapso del año previo.

El desbalance resultó de importaciones por US$11.294,8 millones, con una baja de 5,5%, y de exportaciones por US$8.756,5 millones, con un descenso de 8,7%.