México.- La principal agrupación de industriales de México solicitó hoy al gobierno entrante del país una serie de medidas, como el combate a la inseguridad y la reorientación del comercio, para acelerar la marcha de la economía.

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) indicó en un comunicado que México requiere tasas de crecimiento económico de entre el 3 y 4% hacia adelante.

Sin embargo, la Canacintra enumeró nueve retos que enfrenta la economía mexicana, la segunda mayor de América Latina después de Brasil, una vez que asumió el pasado 1 de diciembre el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Combatir la inseguridad, que ha sido y sigue siendo un freno total hacia mejores logros de crecimiento económico, y aumentos en la competitividad de México", indicó el organismo como un primer punto.

"Mientras persista la inseguridad pública y la ausencia de un estado de derecho en nuestro país, no habrá programa de crecimiento bien intencionado que presente buenos resultados", agregó.

La Canacintra también solicitó reducir el exceso de trámites para el establecimiento de pequeñas y medianas empresas, así como el inicio de un programa que dé preferencia a lo elaborado en el país.

En otra sugerencia, la Canacintra señaló la necesidad de impulsar una política industrial de diversificación de mercados, para aprovechar la naturaleza manufacturera del país.

"Para ello, se habrá de actuar con inteligencia y con sentido de urgencia para que la fuerza productora mexicana logre mayores ventas y una mayor participación en los mercados, tanto nacionales como internacionales", explicó.

Otros puntos se refieren a elevar la recaudación fiscal de México, una de las más bajas entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), promover el consumo de artículos mexicanos y un programa de reducción de costos para los fabricantes.

La Canacintra también solicitó un nuevo enfoque para mejorar la calidad de las obras, productos y servicios, de acuerdo con lo establecido en el Plan Nacional de Infraestructura, así como reestructurar el modelo actual de educación.

"Todas estas tareas o acciones son factibles de realizarse", explicó el organismo industrial.

"Y para garantizar el éxito de estos objetivos, los integrantes del nuevo gobierno y los empresarios deberán basar sus acciones con positivismo, responsabilidad, sensatez, juicio técnico, racional y eficiencia como elementos que estimulen las nuevas inversiones y la reinversión de utilidades", agregó.

De acuerdo con las estimaciones del nuevo gobierno, la economía mexicana podría crecer un 2,3% en 2018, y entre el 1,5 y 2,5% en 2019.

En 2017, el Producto Interno Bruto (PIB) de México aumentó el 2,1% , según las cifras oficiales más recientes.

México depende en gran medida de los ciclos de negocio en Estados Unidos, su vecino y principal socio comercial.