Las caídas consecutivas que han mostrado indicadores del sector industrial en los últimos dos trimestres están señalando una desaceleración en el ciclo económico advirtió el presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Julio Santaella.

Dice además que si estas caídas se presentan en más sectores, "efectivamente señalan el riesgo de una posible contracción".

Descartó identificar esta fase de la economía como una recesión, pues dice que escapa del ámbito del INEGI la lectura de los indicadores.

Sin embargo precisó que a nivel internacional, la definición clásica de una recesión corresponde a dos trimestres consecutivos de contracción.

Al término de la presentación del libro del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), titulado "La economía política de la capacidad estadística en América Latina", el funcionario adelanta que planean impulsar la integración de un grupo técnico de expertos independientes y ajenos al Instituto, para que puedan hacer ese tipo de definiciones.

"Debemos tener en el país un grupo reducido de expertos, unos 5 o 6, que utilicen una serie de indicadores económicos para identificar en qué parte del ciclo económico estamos. Es decir, algo muy similar a lo que ocurre en Estados Unidos".

En Estados Unidos existe el National Bureau of Economic Research (NBER), que identifica y determina los puntos de las fases del ciclo económico, y es el único órgano legalmente reconocido para identificar el inicio y fin de un ciclo de recesión. Contar con este órgano, favorece la generación de políticas públicas que puedan incentivar a la economía.

En el mismo evento participo también el subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel, quien advirtió que al INEGI le falta autonomía presupuestal para poder garantizar el cumplimiento de sus funciones de medición.

El presidente del INEGI confió que la situación presupuestal del INEGI no será un impedimento para la creación del grupo independiente de expertos que puedan leer las fases del ciclo económico.