Brasilia. La inflación en Brasil saltó en mayo a su tasa mensual más alta en un cuarto de siglo y el dato anual escaló un 8% por primera vez en casi cinco años, según cifras publicadas el miércoles, lo que casi con certeza confirma que el Banco Central subirá las tasas de interés en su reunión de la próxima semana.

Las tasas de aumento mensual y anual de los precios al consumidor fueron más aceleradas de lo previsto y es probable que arrojen nuevas dudas sobre la insistencia de las autoridades de que gran parte del reciente aumento de la inflación se debe a impactos temporales.

La tasa de inflación mensual de 0,8%, impulsada por costos de electricidad y vivienda, fue la más alta para mayo desde 1996 y la tasa anual de 8,1% fue la primera lectura por encima del 8% desde septiembre de 2016, indicó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística.

Las previsiones medias en una encuesta de Reuters a economistas fueron de 0,7% y 7,9%, respectivamente.

"En general, el gran ritmo de la inflación hará que la lectura sea incómoda para el banco central", sostuvo William Jackson, economista jefe de mercados emergentes de Capital Economics.

"Los encargados de las políticas han dado una clara dirección de que está en juego un alza de 75 pb en la tasa Selic a 4,25% la próxima semana. Sospechamos que señalarán otro alza de 75 pb en agosto", estimó.

Los precios de la electricidad subieron un 5,4% en el mes. La peor sequía de Brasil en casi un siglo está ejerciendo una presión al alza sobre los costos porque una gran parte de la energía del país es hidroeléctrica.

Las nueve categorías seguidas por el IBGE mostraron alzas en los precios. Los costos de vivienda, incluyendo precios de la electricidad, subieron un 1,8% y representaron un tercio del aumento general, mientras que transporte, incluido el combustible, avanzó un 1,2% y representó un poco menos de un tercio del aumento total, precisó el IBGE.

La meta de inflación para fin de año del banco central es del 3,75%, con un margen de error de 1,5 puntos porcentuales en cada lado. Los datos de mayo muestran que la inflación está muy por encima incluso del límite superior del 5,25% de ese rango.