Ciudad de México. La inflación interanual de México se desaceleró hasta febrero a su menor nivel en más de dos años, por caídas significativas en algunos productos agrícolas, dijo este jueves el instituto de estadísticas, INEGI.

El índice nacional de precios al consumidor creció un 3,94% a tasa interanual, su nivel más bajo desde el registrado en diciembre de 2016, cuando marcó un 3,36%.

La inflación resultó en línea con la estimada en un sondeo previo de Reuters en el que la mediana de los pronósticos de 10 bancos, corredurías y firmas de análisis apuntó a un alza de 3,94% hasta el cierre de segundo mes del año, frente al 4,37% a enero.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, creció a una tasa interanual del 3,54% hasta febrero.

Sólo en el mes, el índice general de precios al consumidor cayó un 0,03%, mientras que el indicador subyacente creció un 0,43%, ambos datos en línea con las estimaciones del mercado.

Gasolina de bajo octanaje, cebolla y huevo fueron los genéricos que mayor incidencia tuvieron en el alza del índice nacional de precios al consumidor en el segundo mes, mientras que el tomate, el chile serrano y el tomate verde ayudaron a menguar la aceleración de la inflación general interanual.

El Banco de México mantuvo en febrero la tasa clave de interés en un 8,25%, su mayor nivel en más de 10 años, y dijo en la minuta de la decisión que la postura de política monetaria es congruente con la convergencia de la inflación al objetivo del 3,0%.

Analistas privados recortaron su pronóstico de inflación al cierre del año a un 3,65%, desde un 3,80% previo, de acuerdo con una encuesta del banco central divulgada el viernes.