Ciudad de México. La inflación interanual de México se aceleró menos de lo esperado hasta la primera quincena de enero, debido a bajas en precios de energéticos pese al desabasto de combustibles generado por una embestida del gobierno contra el extendido robo de gasolinas.

El índice nacional de precios al consumidor creció un 4,52% a tasa interanual en la quincena, debajo del 4,66% de la segunda mitad de diciembre, dijo el jueves el instituto de estadísticas, INEGI.

La inflación fue menor a la estimada en un sondeo previo de Reuters en el que la mediana de los pronósticos de 11 bancos, corredurías y firmas de análisis arrojó una tasa del 4,69%.

El objetivo de inflación del banco central de México es del 3,0% +/- un punto porcentual a tasa interanual, y desde enero de 2017 la inflación general de México supera la meta permanente de la entidad monetaria.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, creció a una tasa interanual del 3,64% en la primera mitad del mes, también por debajo de lo esperado.

La estrategia gubernamental para frenar el robo de combustibles ha generado retrasos en la distribución, por lo que algunos analistas esperaban que generara presión en otros precios.

"La baja en el precio de la gasolina de bajo octanaje, uno de los precios que cayeron (...) se explica en gran medida a las bajas en la frontera norte", dijo a Reuters James Salazar, analista de CI banco, quien agregó que por ahora hay poca evidencia de impacto negativo del desabasto de gasolina.

El 1 de enero entraron en vigor incentivos fiscales aprobados por el gobierno en la zona fronteriza, que generaron bajas en los precios de las gasolinas en los estados de la frontera con Estados Unidos.

En la quincena, el índice general de precios al consumidor subió un 0,11%, mientras que el indicador subyacente creció 0,08%, según el INEGI.

Chile serrano, cebolla y jitomate fueron los que tuvieron mayor incidencia en el alza del índice nacional de precios al consumidor en la quincena, mientras que la gasolina de bajo octanaje, el transporte aéreo y el tomate verde ayudaron a menguar la aceleración de la inflación general interanual.

Banco de México elevó la tasa clave de interés hasta un 8,25% en diciembre, su mayor nivel en más de 10 años, y dijo que la inflación enfrenta riesgos de carácter estructural derivados de una posible adopción de políticas que pudieran conducir a cambios profundos en el proceso de formación de precios.